• Un contundente parcial de 19-0 para los aurinegros sentencia en La Laguna al Nanterre francés

Fotos: BCL Photo

Miércoles, 19 de diciembre de 2018
BCL Photo

LA LAGUNA - Iberostar Tenerife sigue sumando victorias en Europa. El conjunto canarista logró anoche su octavo triunfo en la Basketball Champions League al imponerse a un buen Nanterre 92 (79-68), en un choque que nació y creció igualado hasta que los de laguneros decidieron llevarlo a su terreno, con un espectacular cuarto periodo, parcial de 19-0 incluido. El conjunto aurinegro sigue liderando con firmeza el Grupo B de la competición continental con otra gran actuación colectiva, que alcanzó cotas notables en tareas defensivas cuando más falta hacía.

La intensidad defensiva del quinteto aurinegro, la inspiración del ex NBA Nico Brussino y la esmerada contribución de jugadores como Javi Beirán, Ferran Bassas o Sebas Saiz en los momentos más determinantes explican, en parte, el trabajado triunfo cosechado por los tinerfeño, que encadenan una racha de tres victorias consecutivas entre la Liga Endesa y la BasketBall Champions League.

Salió irreverente el Nanterre 92, que hizo buena de inicio su condición de segundo mejor equipo de la BCL desde la larga distancia. Con los triples de Juskevicius, Palsson y Konaté, la puesta en escena de los franceses se tradujo en pequeñas rentas a su favor durante el primer cuarto (0-6, 13-16), por más que Brussino y Abromaitis intentaran contrarrestar el buen arranque visitante también desde más allá de la línea de tres puntos.

Los galos dispusieron de varias segundas opciones camino del segundo cuarto y eso les permitió coger las riendas del electrónico por momentos (19-20, 21-24). El Canarias se mantenía en la pomada moviendo el balón con criterio y fajándose bien atrás para reducir las virtudes ofensivas de un valiente Nanterre 92. Los de Vidorreta amagaron con la ruptura (37-32, tras triple de Tim), pero el equipo de Pascal Donnadieu se amparó en la calidad y el físico de Konaté (12 puntos sin fallo al descanso), para irse al intermedio solo cuatro abajo (42-38).

A la vuelta de la pausa, los visitantes firmaron un 4-12 de entrada, gracias en parte al acierto de Haukur Palsson y a varios libres consecutivos de Julian Gamble. En cualquier caso, Iberostar Tenerife no dejó que los galos se distanciaran más de la cuenta (58-61, min. 30). Ni siquiera cuando repitieron otra buena puesta en escena en el último cuarto (60-64). Entre otras cosas, porque enfilado el momento de la verdad el conjunto aurinegro impuso su ley.

Un paso al frente de todo el bloque en defensa, con San Miguel imponiendo su calidad, otro arreón anotador de Nico Brussino, la clase de Javi Beirán al poste bajo, un oportuno triple de Bassas y el buen hacer de Saiz, allanaron un parcial brutal de 19-0. Bien sujeto Konaté tras el receso (no anotó en toda la segunda parte), y con los canaristas ya a velocidad de crucero, el partido se acabó decantando de manera trabajada y merecida del lado de los anfitriones, lo que permitió incluso que los jugadores aurinegros cedidos al equipo vinculado Mads-Bonde Stürup y Alberto Cabrera, dispusieran de tiempo en cancha antes del cierre. Que pase el Fribourg Olympic, ya en enero de 2019.

Pinche aquí para consultar las estadísticas