El Canarias suma y sigue ante el Joventut (89-75)

0
526

Fotos: ACB Photo / A. Pérez

José Luis Hernández (sbc) La Laguna (Tenerife)

La Penya tampoco ha podido parar la racha triunfal del Canarias. Los laguneros, en modo suma y sigue, han obtenido su triunfo número quince ante sus incondicionales "la fiebre amarilla", al imponerse al Divina Seguros Joventut (89-75), que no dejó que el Iberostar Tenerife Canarias se despegara en la primera parte, cosa que si puedo hacer el equipo entrenado por Txus Vidorreta en la segunda mitad, hecho que otorga al Canarias, como mínimo, la segunda posición de La Liga Endesa.

La nota negativa del encuentro la protagonizó el base Rodrigo San Miguel, que salió del parqué lesionado, tras chocar en un bloqueo ciego con el jamaicano Jordan, por lo que habrá que esperar por los resultados de las pruebas que se le efectúen para determinar el alcance de la misma o si todo queda en un susto. En el aspecto positivo, el debut de un nuevo jugador con la elástica canarista, Tariq Kirksay, que apenas estuvo siete minutos en la pista.

El partido entre aurinegros y verdinegros comenzó con un triple de Albert Sábat. El acierto del ex canarista y la canasta de Jordan fueron contestadas por un triple de San Miguel y una canasta en la pintura de Bogris (5-5, 2’), mientras "ametralladora" Doornekamp cometía su segunda falta personal. El Joventut puso la directa y, tras un parcial de 0-5 se pondrían por delante en el marcador (5-10, 4’). El Canarias parecía tener el ralentí bajo, Will Hanley y Marius Grigonis cometían sendas faltas en ataque, en un comienzo un tanto espeso y atascado de los de casa.

En ese momento Vidorreta puso en la pista al veteranísimo Tariq Kirksay, pero la Penya era capaz de seguir manteniendo esa exigua renta de cinco puntos a su favor (7-12, 5’). Reaccionó el conjunto canarista de la mano del olímpico Grigonis, que, con un parcial de 5-0, logró empatar el choque a 12 puntos, aunque un nuevo triple de Sábat volvió a dar la delantera a los catalanes. White ya había saltado a la pista pero no parecía ser el revulsivo de otras ocasiones, hasta que despertó con un triple (17-20), para afrontar el último minuto del primer cuarto con balón y opción de empate en el luminoso. El lanzamiento de tres fallado por "globetrotter" White fue palmeado por el ex Joventut Ferrán Bassas que fue objeto de falta. Dos tiros para el de Badalona que solo anotó uno de los lanzamientos (18-20), para acabar los primeros diez minutos sin que el Canarias se hubiese puesto por delante en el marcador en ningún momento.

Sería el pívot gallego Fran Vázquez quien empatara el en el minuto 11 (20-20), pero un triple de Ventura puso en ventaja, nuevamente, a los verdinegros hoy vestidos de blanco (20-23). Volvía a empatar el Canarias (25-25 a falta de 6’35”), con un triple del estadounidense Tim Abromaitis, pero Jordan no fallaba el ataque posterior (25-27). Aaron "ametralladora" Doornekamp se estrenaba en el choque a falta de 5’45” para tomar el camino de los vestuarios. El Joventut se mostraba excesivamente fallón en los tiros pero el Canarias no sacaba provecho de ello, hasta que un triple de Abromaitis situó al Canarias por primera vez en el partido, por delante en el marcador (30-27) a falta de 4’ 08” para llegar al descanso.

Volvió a salir la "vena loca" del Canarias que, con un parcial de 7-0, se fue hasta la máxima diferencia hasta el momento (32-27), recortada por un triple de Bogdanovic (32-30, 18’). El Joventut se acercó, aún más, un minuto después (33-32, 19’), con un intercambio de canastas entre Bogris y Jordan, para llegar a la finalización de la primera parte con una ventaja, mínima, de dos puntos para los canaristas (36-34), que hasta el momento no habían mostrado su mejor versión.

Volvió a anotar Sábat, de tres puntos, en el inicio de tercer periodo (36-37), pero Bogris y San Miguel contestaron con sendas canastas de dos y de tres puntos respectivamente (41-37, 22’), con un 7-0 de parcial para los tinerfeños (43-37), frenado por un motivado Sábat, con su cuatro triple (43-40, 3’). En ese momento Doonekamp sacó su ametralladora para fusilar, con dos triples consecutivos, el aro catalán (49-40), colocando la máxima diferencia del partido en el casillero de los locales. Este ya era otro Canarias, más parecido al de siempre, y para confirmarlo "globetrotter" White amplió el parcial, 9-0, para despegarse en el videomarcador (52-40, 24’).

Sabía el Joventut que era el momento de reaccionar o el Canarias rompería el partido definitivamente. Los de Ocampo rubricaron un parcial de 0-5 (52-45, 26’), para intentar sujetar, un poco, a los aurinegros pero un triple de Tim Abromaitis volvió a elevar la renta canaria a diez puntos (55-45). Era el décimo triple de los locales. El Canarias se hacía con el control del encuentro a pesar de los esfuerzos del visitante Stutz por evitarlo, pero los laguneros habían puesto la directa y alcanzaban una renta de 13 puntos (62-49, 28’). El parcial de este cuarto sería de 26-17 para los hombres de Vidorreta, lo que otorgaba 11 puntos de ventaja a los locales (62-51), allanando el camino hacia una nueva victoria.

Un triplazo de Marius Grigonis inauguró el último cuarto, aumentando la diferencia (65-51, 31’), en el primer ataque de los de Aguere. Bogris le ganaba la partida al jamaicano Jordan en la zona (67-54, 32’), jugador contra el que chocó Rodrigo San Miguel, teniendo que abandonar la pista a falta de 8’16” del final, ayudado por el médico del club y sus compañeros.

Se volvieron un tanto protagonistas los árbitros a partir de ese momento. Señalaron dos faltas muy rigurosas a Bogris, en ataque, y Doornekamp, en defensa, que tocó un poco la moral al público, especialmente cuando no pitaron una sobre Grigonis y, en la siguiente defensa, sí a Tim Abromaitis que acercaba a los presididos por Jordi Villacampa en el marcador (67-59, 34’). Fue el momento para la acción de dos más uno del estadounidense Abromaitis que volvió a distanciar a los aurinegros (70-59).

Triple de White contestado por otro de Gielo (73-64, 35’), y aunque la ventaja era importante no daba la impresión de que el partido estuviera roto. En se momento apareció Vázquez. El gallego se hizo fuerte en la pintura y con seis puntos casi seguidos puso al Canarias en clara franquicia (81-68, 37’), para empezar a saborear las mieles de un nuevo triunfo. El Joventut se lanzó a lo "kamikaze" en ataque, lo cual benefició a los tinerfeños, que sentenciaron el partido desde la línea del 4,60. Una nueva victoria que deja la preocupación por el estado físico de Rodrigo San Miguel.

Consulta las ESTADÍSTICAS del partido.