Una paupérrima primera parte sentencia al Iberostar Tenerife Canarias (74-58)

0
377

Fotos: ACB Photo / M. A. Polo

José Luis Hernández (sbc) La Laguna (Tenerife)

Publicidad

El Iberostar Tenerife Canarias perdió de forma clara (74-58) este domingo en su visita al Valencia Basket en el pabellón de la Fuente de San Luis, por lo que se sitúa en la cuarta posición de la Liga Endesa, empatado con el propio Valencia y Fútbol Club Barcelona Lassa con nueve victorias.

Los de La Laguna acusaron su paupérrimo primer cuarto, que finalizó con 21-11 para los naranjas, en un periodo en el que los aurinegros no se pusieron por delante en el electrónico en ningún momento.

Una primera parte para el olvido

Un parcial inicial de 6-0 para los del ex canarista Luke Sikma, mostraron a un Canarias desacertado en ataque hasta que el base Rodrigo San Miguel metió dos tiros libres (6-2, 3′). Diot y Sato lideraron el acierto ofensivo de los suyos para seguir mandando en el marcador (11-4, 6′) y obtener la primera renta cómoda para los locales, que se amplió hasta los once puntos (17-6, 8′). Marius Grigonis parecía ser el único capaz de tirar del equipo en los primeros diez minutos, y, gracias a él, el resultado no fue mucho más amplio para los de Pedro Martínez al finalizar el primer cuarto (21-11).

El ex aurinegro Sikma machaca la canasta aurinegra ACB Photo / M. A. Polo
El ex aurinegro Sikma machaca la canasta aurinegra  ACB Photo / M. A. Polo

Por si fuera poco lo visto en los primeros diez minutos, los aurinegros entraron en una crisis de ideas ofensivas y de acierto cara al aro, que, prácticamente, sentenció el encuentro. Si en el primer cuarto solo se habían anotado once puntos, en el segundo la cifra sería aún más paupérrima: ocho. Valencia lo tuvo fácil, y seguía anotando por medio de San Emeterio y Sikma, que se exhibía ante su familia, presente en la grada (29-13, 13′).

No era el día del Canarias y algunos de sus jugadores fallaban más que una escopeta de feria, totalmente cegados en la parcela ofensiva. La solución parecía venir a través de las rotaciones de Vidorreta, pero ni con esas. Un triple de Sastres y una canastas de Oriola, clave en los últimos diez minutos del encuentro, negaban al conjunto canarista la posibilidad de acortar la diferencia antes del periodo de descanso (36-19).

Cambio de imagen

Reaccionaron los laguneros en el tercer cuarto y todo pareció volver a su curso normal. Vázquez anotó seis puntos que acercaron a los tinerfeños en el marcador (41-27, 22′), aunque los locales seguían sin fallar en ataque. Dos triples consecutivos de Thomas y Diot dieron al traste con la reacción aurinegra (47-27, 23′).

El Iberostar Tenerife Canarias era una caricatura de si mismo en defensa y el intercambio de canastas no ayudaba al conjunto canarista, que necesitaba su habitual intensidad defensiva, hoy brillando por su ausencia (53-34, 26′). Fuera del partido, los locales no perdonaban a los visitantes, superando la diferencia de los veinte puntos en el marcador (58-37, 27′). Kravtsov consiguió la máxima renta para los de Martínez (60-37, 28′), aunque una pequeña reacción de orgullo lagunera 0-6, maquilló el marcador al finalizar el tercer periodo ( 60-43).

Doornekamp no estuvo afortunado en el día de hoy ACB Photo M. A. Polo
Doornekamp no estuvo afortunado en el día de hoy  ACB Photo M. A. Polo

Las fluidez anotadora de Valencia quedó anulada en los tres primeros minutos del último periodo, por lo que el Canarias aprovechó para recortar diferencias (60-49), que dio esperanzas a los canaristas, pero un tímido parcial de 4-0 local (64-49, 34′) devolvió la tranquilidad a los de naranja, si es que en algún momento la habían perdido, liderados por Oriola, un hombre del banquillo capaz de anotar 10 de los 14 puntos de su equipo en el último periodo del encuentro.

Apareció otra versión defensiva del Canarias, más parecida a la que nos tiene acostumbrados, aunque en ataque cada vez estaban más espesos. Aaron "ametralladora" Doornekamp se olvidó el arma en casa, 0 de 6 triples, y el suplente local Oriola, disfrutando de sus minutos de gloria, llevó a los suyos a la victoria aunque el Canarias fue capaz de rebajar la diferencia en el marcador a ocho puntos con una gran labor del joven Niang. Todo fue un espejismo, en un abrir y cerrar de ojos el Valencia volvió a establecer diferencias, llegándose al final del partido con un claro 74-58 para los naranjas.

Consulte aquí las estadísticas del encuentro