Lenovo Tenerife busca un dulce debut ante Falco Szombathely

0
231
  • Los tinerfeños inician su participación en el Sweet 16 de la Liga de Campeones de Baloncesto (BCL) en Hungría

Por José Luis Hernández y Comunicación CB Canarias- Fotos: BCL Photo

Budapest (Hungría), 24 de enero de 2022

Los aurinegros húngaros reciben a los aurinegros canarios/BCL Photo

 

Día de estreno para el Lenovo Tenerife, que debuta en el Sweet 16 de la Liga de Campeones de Baloncesto (BCL) en su visita al Falco Szombathely (Arena Savaria, 17.00 hora canaria, SuperBasket Canarias Radio en directo desde Hungría), actual bicampeón húngaro, Liga y Copa, además de haberse convertido en un auténtico descubrimiento, equipo revelación en la fase de grupos de la BCL.

En pleno maratón de partidos, la escuadra de Txus Vidorreta afrontará el segundo de los cuatro duelos que disputa en siete días, en uno de los tramos más saturados de su calendario. Los aurinegros se medirán a un rival, el de Milos Konakov, que accedió a la fase de octavos como líder del Grupo D (5 victorias y 1 derrota), al acabar por delante de equipos como Treviso, VEF Riga y AEK de Atenas.

Líder destacado de su torneo doméstico con quince victorias y solo tres derrotas, los también aurinegros del Falco Szombathely han hecho de su cancha, un recinto con capacidad para 4.000 espectadores y sin restricciones de aforo en sus choques más recientes, un auténtico fortín. Un balance como anfitrión de 3 victorias y 0 derrotas en la Liga de Campeones de Baloncesto y un abrumador balance de 8 victorias y 1 derrota en su torneo doméstico así lo certifican.

El equipo lagunero tratará de imponer sus señas de identidad en el juego, consciente de que se topará con un rival muy serio, que ha firmado resultados de mérito hasta la fecha: sólo perdió en el Palaverde y ganó, por ejemplo, en la ruidosa y difícil pista del AEK en Atenas. Los húngaros no jugaron el sábado en su Liga por un brote de Covid 19, aunque no ha trascendido el número de afectados.

El Falco es un equipo físico y bien trabajado, basado en el núcleo duro de la selección húngara (hasta cinco convocados para la última ventana FIBA). A eso hay que añadirle la presencia del internacional croata Boris Barac, amén de dos estadounidenses: el ala pívot Malvin Clarck, ex jugador de  Chalons-Reims; y el recién llegado, Deontae Hawkins, fichado las últimas semanas y que viene de hacer buenos números en el Biella italiano y en el Okapi Aalstar belga. Con una media de 39,3 puntos, el Falco Szombathely es el equipo con mejor promedio anotador en pintura de la competición europea. Destaca la labor de Aakos Keller (7,8 puntos y 8,3 rebotes de media en BCL) o de Gyorgy Goloman, un pívot 2,11 metros formado en la Universidad de California Los Ángeles (UCLA) y con experiencia en la D-League, Liga de Desarrollo de la NBA.

El liderazgo del ex jugador del Estudiantes, Zoltan Perl, que atraviesa además un buen momento de forma (40 y 33 de valoración en Liga, en sus dos choques de la semana pasada, con 31 puntos en cada duelo); la dirección del base zurdo Adam Somogyi, cedido por el Hereda San Pablo Burgos; o la calidad del alero Benedek Varadi (14,5 de valoración y siete asistencias de promedio) serán factores también a contrarrestar por los tinerfeños si quieren tener un dulce debut en el Sweet 16..