Lenovo no se quiere ir de vacaciones

0
237
  • Los aurinegros saltarán al parqué con el único objetivo de lograr la victoria y alargar la serie de cuartos de final

Por José Luis Hernández / Fotos: CB Canarias y ACB Photo

Aguere-La Laguna (Tenerife), 28 de mayo de 2022

Lenovo Tenerife no quiere preparar sus maletas para irse de vacaciones así que no sacarlas del armario pasa por lograr la victoria, si o si, en el partido que le enfrenta en el día de hoy al Joventut de Badalona (pabellón de deportes de Tenerife Santiago Martín, 12.00 horas), en el segundo choque de la serie de cuartos de final de la Liga Endesa. El equipo entrenado por Txus Vidorreta afronta el encuentro herido en su orgullo tras la paliza encajada el pasado jueves en Badalona (100-68).

Para ello, el equipo de La Laguna tendrá que mostrar su mejor versión para ofrecer su mejor baloncesto, el mismo que le ha llevado tan lejos, título de la Liga de Campeones de Baloncestos por no irnos muy lejos, en otra temporada, pase lo que pase en el día de hoy, memorable de los aurinegros. Contará para ello el quinteto aurinegro con la complicidad y el apoyo incondicional de la Fiebre Amarilla que registrará un nuevo lleno en el Santiago Martín.

Fundamentar su juego de la intensidad defensiva y el acierto en ataque, serán dos factores vitales para intentar igualar la eliminatoria, después de no haber podido optar a la victoria en el primer choque de la eliminatoria al realizar los tinerfeños su peor partido de la temporada. Tendrá el Canarias que atar corto a una Penya que el jueves se exhibió en el Olímpic, mostrando orgullo, personalidad y defensa con intensidad para poder ofrecer su mejor imagen.

Enfrente, tendrá a un rival muy mentalizado de que puede dejar resuelta la serie en Tenerife, con Andre Feliz en un gran momento de forma; la calidad ya conocida de Ante Tomic o lo mucho y bueno que aportan los Parra, Willis y compañía. Una escuadra con físico y talento para castigar cualquier pérdida y llevar el partido a su terreno a poco que le den la más mínima oportunidad. Será, por lo tanto, un desafío de máxima exigencia, una de esos que hay que encarar con carácter y valentía, sin guardarse nada. De lo contrario, el Canarias podría decir adiós a la temporada y quedarse de vacaciones.