Iberostar Tenerife ratifica su poderío en Israel (77-88)

0
592
BCL Photo
  • La victoria aurinegra consolida, de forma matemática, la primera posición del Grupo B para el Canarias
  • Nico Brussino firma su mejor partido con la camiseta aurinegra, 20 puntos, y lidera el triunfo canarista

José Luis Hernández / Fotos: BCL Photo
La Laguna, 23 de enero de 2019

 

BCL Photo

Imparable. El Canarias ha logrado otro hito en la noche de hoy, el pasado domingo se clasificó para la Copa del Rey como cabeza de serie, tras vencer a domicilio a Unet Holon (77-88), líder de la liga de Israel, certificando de esta manera su liderato en el Grupo B de la Basketball Champions League, después de lograr su décima victoria europea.

No fue nada fácil para los hombres de Vidorreta sumar la victoria en Oriente Próximo. Hasta los minutos finales del choque los laguneros no pudieron distanciarse en el marcador. No fue hasta el 72-71 del último cuarto, cuando los canaristas pudieron firmar un magnífico parcial de 5-17 con el internacional argentino Nico Brussino convertido en el arma ofensiva aurinegra, aportando 20 puntos a la importante victoria tinerfeña.

El partido empezó bien para los hombres de Txus Vidorreta dominando los primeros instantes del choque (5-16), aunque el Hapoel Holón logró igualarlo antes de llegarse al primer descanso.

Fue en el segundo cuarto cuando el cuadro israelí empezó a crear problemas a la defensa tinerfeña, principalmente por la falta de intensidad. Atkins y Somhon, ayudados por la buena dirección de Reynolds, hizo que el equipo local le diera la vuelta al marcador y empezara a dominar el choque (23-21 y 28-25).

Al Iberostar Tenerife le costó volver al partido debido a la dura defensa local. Las protestas de Vidorreta, más que justificadas, a los colegiados no sirvieron para nada y el Holón se fue con ventaja al descanso (39-34).

Los del distrito sur de Tel Aviv comenzaron el tercer cuarto con la misma dinámica que los últimos instantes del segundo periodo, anotando bien desde fuera y siendo muy duros, excesivamente duros en defensa, realizando el mismo juego que ya sufrió el Canarias ante Murcia y Venezia. Con 44-34 en el minuto 22, tras triple de Cline, alcanzaron los diez puntos de diferencia y un 47-34, que sería la máxima hasta el momento a favor de los locales, tras un parcial de 8-0.

Fue el momento del cambio en el conjunto canarista, técnica a San Miguel y cambio de bases en el cuadro de Aguere. Junto a ello un cambio en el trabajo defensivo lo que supuso, no solo robar varios balones seguidos sino impedir lanzamientos cómodos del rival.

El Iberostar Tenerife se había metido de nuevo en el partido y a tres minutos para finalizar el tercer cuarto las diferencias se habían reducido a cinco puntos (51-46), a tres en el minuto 30 (56-53) y a ponerse un punto por delante a siete segundos para concluir el tercer cuarto donde empezaba a destacar Nico Brussino y Ferran Bassas.

Brussino tomó el papel protagonista (59-62), anotando los últimos siete puntos para los aurinegros. El partido se mostraba intenso e igualado (64-64), a poco más de 7 minutos para el final. Huber y Brussino lideraban el concierto anotador de los suyos (69-68, minuto 34), mientras Tim Abromaitis y Pnini, desde más allá de la línea de tres puntos, siguieron anotando (72-71, y 72-73, minuto 35). Defendía muy bien el Canarias en esos instantes, y dos triples de Nico Brussino llevaron la alegría hasta el banquillo tinerfeño (74-79, minuto 36), lo que motivó la solicitud de un tiempo muerto por el técnico local.

Dos nuevas pérdidas en ataque del Holon finalizaron con un nuevo triple de un inspirado Brussino (74-84, minuto 38), obligando de nuevo a Shamir a tratar de frenar el ataque lagunero. Todo fue en vano. Los canaristas mostraban las excelencias de su juego sin dar opción a los israelitas de apuntarse la victoria. A falta de dos jornadas para finalizar la fase de Grupos, Iberostar Tenerife ya ha certificado su liderazgo. Suma y sigue.