El Canarias obtiene un gran resultado en la ida de cuartos de la BCL (62-62)

0
862
  • El Canarias obtiene un empate a 62 puntos en su visita a Francia, resultado válido en las eliminatorias a doble partido, y decidirá su futuro continental en La Laguna

Fotos: BCL Photo. José Luis Hernández (sbc) La Laguna (Tenerife)

El Iberostar Tenerife Canarias estuvo a punto de ganar en el Astroballe de Lyon (Francia), y se quedó a solo cinco segundos de que el Asvel probara el amargo sabor de la derrota por primera vez, como local, en la BasketBall Champions League.

Asvel Villeurbanne, con 17 entorchados de la Liga francesa, terminó empatando la eliminatoria (62-62) ante el conjunto lagunero, por lo que el pase a la Final a Cuatro se dilucidará el próximo miércoles en el pabellón de Tenerife Santiago Martín. Sin duda alguna, el equipo de La Laguna tendrá la posibilidad de acceder a estar entre los cuatro mejores de la competición, jugando ante su público, el auténtico patrimonio de este Canarias lagunero.

Los franceses comenzaron muy intensos desde el comienzo del partido, queriendo demostrar por qué nadie ha ganado en su feudo en las ocho jornadas de la BCL disputadas en su pista. Se puso el Canarias por primera vez en el marcador (2-3, 1’), con tres tiros libres de Aaron "ametralladora" Doornekamp para que luego, San Miguel, de tres, mantuviera a los aurienegros por delante (4-6, 2’). Los de Txus Vidorreta salieron intensos en defensa y enchufados cara al aro. Una canasta de Kahudi, empataba el partido (6-6, 4’), aunque se tuvo que ir al banquillo al cometer su segunda falta personal.

Comenzó a rotar Vidorreta el banquillo aurinegro con White, Vázquez y Abromaitis (8-9, 6’), pero fue el hombre de la cinta roja, el veterano Kirksay, el que puso la máxima en cuatro puntos (8-12, 7’) en su primer lanzamiento, sin dudar. Los franceses no estaban jugando cómodos y el parcial de los canaristas era de 0-10 (8-16), para llegar a los dos últimos minutos del primer cuarto, aunque Watkins y Nelson, en el último segundo, anotaron para meter a los franceses de nuevo en el partido e irse solo cuatro abajo al final del primer cuarto (12-16). El Canarias despertaba al optimismo.

Nelson volvió a sumar para recortar la diferencia de los aurinegros (14-16, 11’), con el Canarias mostrando problemas en su ataque, espeso, forzado y con Davin "globetrotter" White un tanto acelerado, lo que llevó directamente al banquillo. Entró en la pista San Miguel, asistió al lituano Grigonis y este anotó un triple (15-19, 12’), mientras los aurinegros se mostraban concentrados e intensos en defensa, no dejando anotar a los franceses.

Ninguno de los conjuntos se despegaba en el marcador. Un parcial de 4-0 logrado por Lang acercó a los locales en el luminoso (19-21, 14’). Con la tercera penetración seguida, Asvel empató el partido (23-23) a falta de 4’35” para el descanso. El Canarias se mostraba espeso en ataque, por lo que Vidorreta volvió a tirar de su profundidad de banquillo. Volvieron a la pista Hanley y White, pero Txus no obtuvo los resultados esperados. Doornekamp y White erraron dos triples liberados, situación que aprovechó el "protestón" Walter Hodge, para poner por delante a los suyos (25-23). Asvel llevaba un cero de siete triples intentados mientras Canarias lucía un cuatro de catorce, hasta que White, por fin, en el último segundo de la posesión, pudo empatar de nuevo en el marcador, esta vez a 28 puntos, a falta de dos minutos para finalizar el segundo cuarto.

Asvel se puso por delante en el marcador merced a un triple de Dragovic (35-32, 22’), devuelto en la siguiente acción ofensiva por Marius Grigonis. Vázquez, mejor que un desconocido Bogris, entró en la pista sustituyendo al heleno. Grigonis encadenaba su segundo triple consecutivo y volvió a situar por delante a los del Santiago Martín (37-38, 23’), en un partido totalmente abierto. Grigonis se convirtió en el alumno respondón, y contestaba cada canasta de los franceses (39-40, 25’), mientras Hodge seguía tratando de influir en los árbitros. Dragovic acertaba por segunda vez desde la línea de tres puntos (42-40, 26’), mientras la prolongación del marcador a los cuarenta minutos auguraba unos guarismos bajos.

Hodge no falló en sus tres lanzamientos desde el tiro libre, tras una personal innecesaria de White (45-40, 27’), aunque un canastón de San Miguel, cayéndose y obteniendo un dos más uno, acortó la ventaja local (45-43, 28). Saltó a la pista Ferran Bassas para dirigir a los laguneros en el último minutos, pero dos pérdidas de balón de los canaristas permitió a los verdiblancos irse siete puntos arriba (52-45), marcador con el que se llegaría a la finalización del tercer acto. El Canarias había trabajado duro durante 29 minutos pero en apenas un minuto, los franceses metieron tierra de por medio.

Se inició el último cuarto con un parcial de 0-4 para los canaristas, que volvía a dar oxígeno a los tinerfeños (52-49, 31’) obligando al entrenador local Jackson a pedir tiempo muerto. Tim "polivalente" Abromaitis incrementó el parcial después de coger un rebote ofensivo (52-51, 32’). Hodge había desaparecido por obra y magia del Canarias y Asvel lo echó en falta.

Una falta técnica inexistente por flopping señalada a Marius Grigonis sobre Hodge, que seguía con su particular show particular, intentando dirigir al trío arbitral, puso tres puntos por encima a los galos (54-51, 34’), antes de que White, solo en el triple, dudara y no lanzara, aunque en la siguiente jugada enmendaría su titubeo con un triple marca de la casa (54-54, 35’).

Rodrigo San Miguel, con el cuello rojo por un golpe, se tuvo que retirar quedando el estadonidense como playmaker y Nico Richotti como escolta. Asvel había entrado en bonus, que se ponía en manos de Hodge (56-54). El base norteamericano cometería su quinta falta personal a falta de 2’40” para el final del partido de ida de la eliminatoria entre franceses y canarios quedando eliminado con 59-54. Tim Abromaitis empató a 59 a un minuto exacto del final con un triple y Nelson falló la réplica, dando la oportunidad a los de Vidorreta de volver a situarse por delante en el luminoso.

Grigonis no falló, y con un dos más uno adornado con dotes de malabarista, puso el 59-62 a falta solo de 17 segundos para el final. Tocaba defender y se hizo, pero un rebote en ataque dio la oportunidad a Dragovic de hacer un lanzamiento liberado que empató el partido a 62 puntos. No hubo tiempo para más. El empate, válido en el sistema de eliminatoria, deja abierta la misma, que se resolverá el miércoles día 29 en Tenerife. El Canarias regresa a casa con el trabajo hecho. Ahora falta rematar, en un partido que no será nada fácil, en un Santiago Martín que deberá estar abarrotado por la fiebre amarilla.

Consulta las ESTADÍSTICAS del partido.