Un año del disgusto de Amberes

0
154
BCL
  • Iberostar Tenerife se proclamó subcampeón de la Basketball Champions League al ceder en la final ante la Virtus de Bolonia (63-71)
  • Los italianos dominaron el partido de principio a fin, pero fueron beneficiados en momentos determinantes por un mal arbitraje

Por José Luis Hernández / Fotos: BCL Photo
La Laguna (Tenerife), 05 de mayo de 2020

BCL Photo

El Iberostar Tenerife no pudo con la Virtus de Bolonia italiana y terminó subcampeón de la Liga de Campeones de Baloncesto (73-61) en un encuentro disputado en el Sportpaleis de Amberes (Bélgica). Era el 5 de mayo de 2019, por lo que hoy se cumple un año de aquella final que no pudo ganar el primer equipo del Club Baloncesto Canarias.

Un día aciago

No fue el día de los aurinegros, que no estuvieron acertados en ataque y se encontraron con un rival mucho más físico que llevó su juego al límite del reglamento y que dominó, durante la primera parte, el rebote, dos aspectos que marcaron la trayectoria del choque, así como el mal arbitraje, que perjudicó de manera clara al Canarias en momentos determinantes del encuentro.

Los cinco aciertos de treinta y cinco lanzamientos de tres puntos efectuados por los de La Laguna pueden resumir el partido. Los hombres de Vidorreta lo intentaron de mil maneras diferentes y desde todas las posiciones pero no tuvieron fortuna y eso llevó a los italianos, tal y como habían hecho en el partido de semifinales, a controlar el choque con una clara ventaja en el marcador.

La crónica

El partido comenzó con un parcial de 7-0 para los transalpinos y luego se pasó a un 13-2 cuando se llevaban jugados cuatro minutos y el tercer triple de Punterque fue, sin duda, una auténtica pesadilla para la defensa canarista. Vidorreta intentó cambiar la dinámica que estaba llevando el partido a base de rotar el banquillo, pero no tuvo, en esta ocasión, el acierto esperado y la Virtus de Bolonia seguía haciendo mucho daño a la defensa aurinegra. El primer cuarto terminó con un 20-8 para la escuadra que vistió de blanco y negro, y el segundo se inició de nuevo con dominio italiano. Y es que era imposible frenar el juego de la Virtus. Chalmers, Punter, Moreira, M’Baye... atacaban con cierta facilidad y en defensa daban cera por todos lados, eran muy fuertes e impedían lanzamientos liberados de los canaristas que, cuando lo conseguían, no tenían suerte.

Con 38-24 se llegaba al descanso. Iberostar Tenerife, a pesar de sus 0 aciertos de 14 triples lanzados, solo estaba catorce puntos abajo en el marcador por lo que aún había esperanzas de revertir la situación. Mejoró algo el Iberostar Tenerife tras el descanso. Dio un paso hacia adelante en defensa y eso se notó. Poco a poco las diferencias se fueron acortando y los lanzamientos desde fuera fueron apareciendo. El primero fue de Pierre Gillet antes del descanso y en el tercero fueron Davin White y Lucca Staiger. El Canarias, arropado por la Fiebre Amarilla, había bajado a diez puntos la diferencia (54-44) cuando llegó a estar a 18 puntos abajo (32-14), y lo importante es que llegó vivo al final del tercer cuarto (58-44), dando, una vez más, grandes muestras de que este conjunto nunca baja los brazos.

El último cuarto fue apasionante, fue un querer y no poder por parte de los tinerfeños, que tuvieron que luchar contra ocho elementos sobre el parqué, el quinteto italiano y el trío arbitral, pero, a pesar de ello, lograron ponerse a tan solo seis puntos a falta de un minuto. En es momento, una más que dudosa falta señalada a Rodrigo San Miguel (65-57), acabó con las posibilidades aurinegras y dio la oportunidad a Aradori de anotar. Todo el esfuerzo de los laguneros no tuvo recompensa y el dolor comenzaba a ser visible en los rostros de los jugadores, cuadro técnico, dirigentes aurinegros y la Fiebre Amarilla, que se quedó sin recompensa al esfuerzo realizado a lo largo de un intenso y apasionante último periodo.

Ficha técnica

73: Segafredo Virtus Bolonia (20+18+20+15). Punter (26), Taylor (4), Martin (2), Moreira (4), M’Baye (16) –inicial-, Chalmers (8), Aradori (9), Baldi Rossi (-), Kravic (4),

61. Iberostar Tenerife (8+16+20+17). San Miguel (3), Staiger (3), Brussino (2), Abromaitis (18), Iverson (11) –inicial-, Bassas (5), Niang (2), Saiz (1), White (4), Beirán (9) y Gillet (3).

Árbitros: Rosso (FRA), Kozlovskis (LET) y Poursanidis (GRE). Muy mal, perjidicando de manera clara al Canarias. Señalaron técnica al banquillo del Iberostar Tenerife (minuto 38) y eliminaron por faltas a Nico Brussino (minuto 35), Taylor (minuto 37) y San Miguel (minuto 38).

Incidencias: Encuentro final de la Liga de Campeones de Baloncesto disputado en el Sportpaleis de Amberes (Bélgica), ante unos dieciocho mil espectadores, de los cuales unos cuatrocientos de ellos seguidores del Club Balonceesto Canarias.

Consulte aquí todas las estadísticas del partido.