• Primer partido del año y primera victoria, histórica, de Iberostar Tenerife en Málaga
  • El conjunto aurinegro se sitúa con pie y medio en la próxima Copa del Rey

José Luis Hernández / Fotos: ACB Photo-M. Pozo
La Laguna, 06 de enero de 2019

 

ACB Photo-M.Pozo

Un bonito regalo de Reyes para los aficionados del equipo aurinegro. Iberostar Tenerife se resarció con la historia y obtuvo un claro y merecido triunfo en el Martín Carpena de Málaga (61-78) que le sitúa, casi literalmente, en la próxima edición de la Copa del Rey Madrid 2019.

No era tarea fácil pero ya se advertía de la calidad y talento de esta plantilla dirigida por un magistral Vidorreta. Como si de una luchada del deporte vernáculo se tratara, el a priori chico, Iberostar Tenerife, sacó de la pista al Unicaja, uno de los equipos grandes de la Liga Endesa en un choque que acabó el primer cuarto con un resultado raquítico (12-9), máxime siendo dos de los equipos que más puntos anotan en la competición doméstica, aunque a partir de ese primer periodo el partido se tiñó de amarillo y negro.

Gran trabajo colectivo de todo el plantel lagunero, liderados por Colton "Robocop" Iverson, 16 puntos y 12 rebotes, cada vez más imprescindible en la pintura, Davin White, 16 puntos y vital en el último cuarto del encuentro, así como Javier "Mr. Polivalencia" Beirán, autor de 15 puntos, 2 rebotes y 1 asistencia, quienes guiaron a los aurinegros hacia la victoria.

Con las consabidas bajas de McFadden y Gielo por parte visitante y de Carlos Suárez y Alberto Díaz, por los locales, se inició el encuentro. Minutos de igualdad para comenzar. Cuatro puntos del canadiense Wiltjer mantenían a los de Casimiro en el marcador (4-5, minuto 3). Otros cuatro puntos consecutivos de Lessort situaron a los malagueños por delante (8-5, minuto 4), en un partido que se veía atascado en el ataque de ambas escuadras. Cambios de Vidorreta para tratar de encontrar el remedio al juego espeso y falto de ideas de los aurinegros. "Air Senegal", titular en el día de hoy, se fue al banquillo para dejar su sitio a Colton Iverson, al que se sumó el capitán, Nico Richotti, que trató de imprimir velocidad al juego lagunero. Con sólo siete puntos anotados y perdiendo de tres (10-7, minuto 7), Vidorreta optó por parar el partido y tratar de recomponer las líneas canaristas.

Mientras esto sucedía, Casimiro buscaba en la profundidad de la rotación malagueña soluciones que nunca llegarían para los intereses locales. La intensidad en la pintura la protagoniza el duelo Shermadini-Iverson (10-9, minuto 9), pero el Canarias con sólo nueve puntos anotados cedía en los primeros diez minutos, aunque Unicaja no le iba a la zaga y se quedaba en unos exiguos doce tantos.

Un triple de Waczynki, el primero para los andaluces tras siete intentos, hizo reaccionar a los tinerfeños (15-13, minuto 13). Tras dos triples consecutivos para los de La Laguna, Guillet y Beirán, Davin White anotó dos puntos más (17-21, minuto 16), con un parcial de 0-8 que forzó al ex Gran Canaria Luis Casimiro a pedir un tiempo muerto.

Los malagueños lograron volver a tomar la delantera en el electrónico tras la consecución de cinco tiros libres (22-21, minuto 17). Lessort seguía haciendo daño en la pintura visitante pero el equipo aurinegro contestó con un parcial de 0-9, colocando un 22-26, en el minuto 18. Ahí comenzó a romper el partido el conjunto lagunero, capaz de hacer un parcial de 10-21 en el segundo periodo.

En la reanudación, Iberostar Tenerife se fue hasta la barrera psicológica de los diez puntos (22-32, minuto 21), pero otra vez Lessort lideraba el ataque de los suyos (28-32, minuto 22), evitando que los aurinegros pudieran irse difinitivamente en el marcador. En ese instante apareció Javier "Mr. Polivalencia" Beirán para anotar cinco puntos consecutivos que, una vez más, obligó a Casimiro a pedir un tiempo muerto 28-37, minuto 24. Un nuevo acierto del alero madrileño del Canarias fue contestado con una acción de tres más de uno de Salin (32-40).

Ambos equipos, mucho más entonados que en la primera parte, se enfrascaron en un intercambio de canastas (36-46, minuto 27), hasta que Unicaja rubricó un parcial de 6-0. Un alley opp de "Air Senegal" Niang, conexión Ferran Bassas, dio paso a una canasta de Staiger y a un triple espectacular de Davin White, para encarar el último periodo con la máxima renta en el marcador favorable a los laguneros.

Un palmeo de un soberbio Niang situó dieciséis puntos arriba a los aurinegros (43-59), y Casimiro tuvo que volver a pedir tiempo muerto para tratar de remediar lo que ya era  irremediable para los suyos. El Canarias, por si quedaba alguna duda, había firmado un parcial de 1-13 situando un claro 43-61 para los laguneros. La mejor versión de Davin White devolvió un triple de Roberts (46-64, minuto 33), mientras Iverson regresaba a la pista para sustituir a Niang, que se sentaba con cuatro faltas personales.

White se reivindicó y, como si el tiempo no hubiese pasado, anotó cinco puntos para establecer la diferencia en veinte puntos (49-69, minuto 36), mientras en el banquillo aurinegro ya se preparaba el papel, la cinta adhesiva y un gran lazo para envolver el regalo, que brillantemente, habían logrado para sus aficionados.

Consulte aquí  todas las estadísticas del partido.

Ficha técnica

61 – Unicaja (12+10+21+18): Roberts (8), Milosavljevic (6), Salin (6) Wiltjer (9), Lessort (12)- cinco inicial- Fernández (4), Díez (-), Waczynski (8) y Shermadini (8).

78 – Iberostar Tenerife (9+21+25+23): San Miguel (8), Staiger (4), Beirán (15), Abromaitis (6), Niang (4)- cinco inicial- Iverson (16), Richotti (-), Bassas (6), Brussino (-), Saiz (-), Gillet (3) y White (16).

Árbitros: Martín Bertrán, Martínez Fernández y Caballero. Sin eliminados.

Incidencias: Palacio de los Deportes José María Martín Carpena, ante 5.458 espectadores.