Iberostar Tenerife y el día de la marmota (103-75)

0
219
CB Canarias
  • Iberostar Tenerife repite victoria y guarismos (103-75) ante el mismo rival del viernes pasado, Montakit Fuenlabrada

Por José Luis Hernández / Fotos: CB Canarias

La Laguna (Tenerife), 15 de septiembre de 2019

CB Canarias

La edición 2019 de la Copa Isola, evento incluido en el programa de las Fiestas del Cristo de La Laguna, se ha convertido en el particular día de la marmota para los de Aguere. A pesar de que en el baloncesto no hay nada escrito, algunos ya auguraban el resultado final de la cita en el Santiago Martín después del pobre nivel exhibido por el conjunto entrenado por Jota Cuspinera en Adeje, el pasado viernes. Pero lo que la Fiebre Amarilla no podía esperar era que se repitieran hasta los guarismos de hace cuarenta y ocho horas (103-75).

Lo realmente bueno es que el Canarias no cayó en la locura que sufre Bill Murray en la película estadounidense y el Fuenlabrada nunca pensó en el suicidio deportivo, léase bajar los brazos, como la solución para el final de este sueño recurrente para los laguneros y auténtica pesadilla para los fuenlabreños. La victoria se quedó en casa y aporta a los hombres de Vidorreta una fuerte inyección de moral para encarar las dos últimas citas de la presente pretemporada y, posteriormente, iniciar un duro año que tiene como único objetivo el lograr hacer el mejor papel posible, tanto en la Liga Endesa como en la BasketBall Champions League, amén de pelear por una posible clasificación para disputar la próxima edición de la Copa del Rey.

Se inició el encuentro con Iffe Lundberg (galardonado con la estatuilla a mejor actor de la Copa) en plan estelar, anotó ocho puntos en los primeros cinco minutos, sumado a la intensidad del norteaericano Darion Atkins pusieron tierra de por medio en el electrónico (18-8) ante un Montakit Fuenlabrada, que se encontraba con el vendaval aurinegro.

En esa dinámica, los canaristas se permitieron incluso correr para firmar varias acciones espectaculares. Lo intentó el Fuenlabrada con los puntos de Liggins y el ex aurinegro Pierre Gillet, pero no se encontró nunca cómodo ante un Iberostar Tenerife con más chispa.

Un par de triples del canterano Alberto Cabrera en la transición del primer al segundo cuarto, seguidos de otros tantos aciertos de Tomasz Gielo y Sasu Salin pusieron a los de La Laguna por encima de la veintena de puntos de diferencia (41-20), que además firmaban ocho triples de diez lanzamientos.

La superioridad canarista en la pintura se traducía en rebotes (50 rechaces por 27 del rival) y daba la opción a los tinerfeños de disponer de muchas segundas opciones. Tras el descanso, Montakit Fuenlabrada trató de mejorar sus prestaciones y se amparó en la fortaleza  física de Bobrov para reducir los guarismos, pero solo fue un espejismo.

La entrada en pista del temporero Álex Suárez para rematar desde más allá de la línea de 6,75 metros varias jugadas en las que los de la ciudad universitaria movieron el balón con mucho criterio acrecentaron la ya larga diferencia en el videomarcador hasta el contundente 103-75 final.