El Iberostar Tenerife regresa al futuro

0
234
BCL Photo
  • Filou Oostende y la Basketball Champions League marcan el reencuentro del Canarias con la temporada 2019-20

Por José Luis Hernández / Fotos: BCL Photo

La Laguna (Tenerife), 14 de septiembre de 2020

Imagen del partido celebrado el pasado 10 de marzo en Bélgica/BCL Photo

Tras disputar la semifinal de la SuperCopa Endesa 2020 frente al Real Madrid el pasado sábado en el Santiago Martín, el Iberostar Tenerife regresa al futuro para reencontrarse con la Basketball Champions League 2019-20, suspendida desde el pasado mes de marzo por la aparición de la pandemia de la Covid-19. El conjunto entrenado por Txus Vidorreta se enfrentará este miércoles en La Laguna  (SuperBasket Canarias Radio, 19.00 en directo) al Filou Oostende del excanarista Pierre Gillet tras forzar estos el tercer partido de la serie de octavos de final el pasado 10 de marzo.

Después de vencer en el primer partido (85-75) los tinerfeños cayeron en Bélgica (75-69), lo que ha motivado que cinco meses después y con el coronavirus aún descontrolado, el partido de este miércoles se haya convertido en una auténtica final donde el conjunto ganador conseguirá su pasaje directo a la Final8 de Atenas (Grecia).

Los flamencos llegarán a Tenerife después de una pretemporada en la que se enfrentaron en dos ocasiones a los London Lions, triunfo por 91-77 en el primer amistoso y derrota por 81-84 en el segundo, además de otra victoria sobre los franceses del Lille Metropole por 76-64, después de que su encuentro previsto ante los también galos de Le Portel tuviera que ser suspendido por un caso positivo de Covid en las filas francesas.

 

Supercampeón de Bélgica

Veinte veces campeón de Liga y diecinueve de Copa en su país, el Oostende mantiene casi el mismo equipo que disputara su último partido frente al Canarias, amén de varios refuerzos. El entrenador Dario Gjergja, seleccionador belga, sigue al frente del primer equipo del también club amarillo y negro, al que este verano se han sumado el ya mencionado Pierre Antoine Gillet, el pívot estadounidense Thomas Welsh, una torre de 2,13 formada en UCLA y procedente de la G-League; el joven talento Mario Nakic, alero cedido por el Real Madrid; o la también promesa, Haris Bratanovic, ex jugador del Barça B.

A eso hay que añadirle la continuidad de varios baloncestistas belgas con mucho peso en su equipo nacional, caso de Loïc Schwartz, Olivier Troisfontaines o Jean Marc Mwema, entre otros. La potencia del senegalés Amar Sylla en el puesto de ala-pívot o la veteranía del base balcánico Dusan Djordjevic complementan una plantilla compensada.