El Canarias saca de la pista a Unicaja y fuerza el tercer partido (73-67)

0
646
  • ¡Habrá histórico tercer partido! El Canarias ganó este viernes a Unicaja de Málaga en La Laguna (73-67) haciendo un partidazo y forzó el tercer y definitivo encuentro de cuartos de final del play off por el título de la Liga Endesa, que se disputará el próximo domingo (20.30 horas) en el pabellón Martín Carpena.

Fotos: ACB Photo / A. Pérez. José Luis Hernández (sbc) La Laguna

El Canarias continúa agrandando su hazaña. En la noche del viernes ha sacado de la pista a Unicaja de Málaga en un partidazo de los jugadores de Txus Vidorreta, que tras un gran esfuerzo y mostrando una gran actitud, han logrado dar vida al playoff.

La defensa aurinegra volvió a convertirse en protagonista del juego canarista, secando el ataque andaluz, solo lograron anotar 67 puntos, al que mantuvo a raya durante todo el partido, exceptuando el anecdótico 10-12 del primer cuarto, aunque los malagueños, haciendo gala de un extenso poderío físico, hizo hincapié en desgastar a los de La Laguna de cara al tercer partido.

El Canarias salió enchufado. Un parcial de 5-0 lanzó a los tinerfeños en el primer cuarto, metidos en el encuentro desde el primer instante. El entrenador visitante, que a la finalización del encuentro se quejó de la actuación arbitral, comenzó a rotar el banquillo desde el primer minuto del choque. Salió Alen Omic y entró en la pista Dejan Musli. El pívot parecía ausente mientras que Musli cogió dos rebotes en ataque en sus primeras acciones de juego.

Reaccionó Unicaja y se acercó en el marcador (5-4, 3’), pero Smith cometía su segunda falta personal. Aunque el marcador mostró tablas (7-7, 5’), Nedovic, desconocido, también incurrió en su segunda falta personal. Un espectacular dos más uno de un recuperado Richotti, con mate incluido, siguió dando la delantera en el luminoso a los del Santiago Martín, aunque Musli adelantó a los malagueños, por primera vez en el partido a falta de 3’40” (10-11).

A partir de ese momento el Canarias puso a Unicaja de Málaga en modo off. Los de verde, hoy vestidos de blanco, no volvieron a anotar una sola canasta en juego durante el primer cuarto. La defensa canarista rozaba la perfección, lo que, además, provocó un par de pérdidas de balón de los cajistas, agotar los ocho segundos para pasar a campo contrario y hacerse enormes en la pintura aurinegra. Los de San Cristóbal de La Laguna firmaron un parcial de 10-0, con 5 puntos del internacional lituano Marius Grigonis. La fiebre amarilla se dejó la garganta alentando a los suyos y los jugadores respondieron subiendo al electrónico la máxima diferencia de los primeros diez minutos (20-12).

Las defensas se iban a imponer a los ataques en el segundo cuarto. Una canasta de Davin "globetrotter" White (22-14, 12’) equilibró el inicio del segundo periodo, en un partido que se tornaba aún más físico por momentos y en el que el visitante Eyenga, factor sorpresa en el primer partido del play off, comenzaba a asumir responsabilidades en ataque (22-16, 15’).

Los aurinegros lo daban todo en defensa, y Eyenga se llevaría dos tapones en unas defensas exquisitas de los laguneros. En más de seis minutos el videomarcador apenas se había movido, tres puntos para los aurinegros y cuatro para los de verde, antes de un intercambio de canastas que le vino muy bien al Canarias (27-20, 17’), obligando a Joan Plaza a pedir un tiempo muerto.

Dani Díez se encargó de estrechar el cerco sobre los aurinegros, pero Vázquez, Richotti, en dos ocasiones y el "júnior" Kirksay, desde más allá de la línea de 6,75, volvieron a dar alas a los tinerfeños (36-24, 19’), dando la máxima diferencia local. Lafayette anotó y rebajó la barrera psicológica de los diez puntos con un triple desde la esquina, quedando siete segundos para un último ataque aurinegro, en el que, "ametralladora" Doornekamp, anotó de un triple que devolvió los doce puntos de ventaja a los del Teide en el pecho (39-27), al descanso.

Salió combativo la escuadra amarilla y negra en el inicio del tercer periodo (42-29), pero un tres más uno de Smith (42-33, 23’) volvió a acercar a los visitantes. La mejor versión de Nico Richotti acertó desde el triple, pero Smith lo devolvió en la siguiente jugada (45-36, 24’).

Los aurinegros aguantaba una diferencia favorable que se iba estableciendo en los doce puntos, anulando los puntos de Smith (47-40), con un parcial de 4-0 (51-40, 27’), lo que motivó un nuevo tiempo muerto de Joan Plaza, que trataba de buscar soluciones para superar la inexpugnable defensa local. Grigonis amplió la renta local (53-40) y Doornekamp neutralizó un 0-4 visitante con otro triple marca de la casa (56-43), que dejaba en una situación idílica la recta final del tercer cuarto, mejorada con otro triple increíble de Davin White sobre la bocina final, que dio la máxima ventaja a los aurinegros (59-45), para entrar en el cuarto periodo con la máxima diferencia a su favor del partido.

Fran Vázquez cogió el balón a la altura de los focos del pabellón y machacó (61-45, 31’) en el inicio del cuarto y decisivo periodo, en el que a Unicaja de Málaga le costó anotar (61-48, 32’). En apenas dos minutos se habían señalado cuatro faltas a los locales, entrando en bonus, y dos a los visitantes. Plaza, desesperado, buscaba en la profundidad de su plantilla una solución que no llegaría aunque Eyenga, de tres (63-51, 34’), obligaba a Vidorreta a no poder dar descansos a su primera unidad.

Nico Richotti, Okuou, Aarom Doornekamp y Nedovic, intercambiaron canastas (67-58, 36’), acercándose Unicaja en el videomarcador con un parcial de 2-8 (69-63, a falta de 1’21” para el final), que puso de los nervios a más de uno en la grada... y en el parqué. La suerte se alió con los canaristas y Smith falló un triple que pudo haber acercado más a los malagueños pero en la siguiente jugada Kirksay, con una bandeja, sentenciaba la victoria para los canaristas a falta de 41 segundos (71-63). Este domingo, un valiente Canarias, buscará agrandar su leyenda y Málaga es un buen lugar para ello.

Consulte las ESTADÍSTICAS del partido.