Comienza la desescalada

0
486
  • El Protocolo Básico de actuación se pone en marcha

Por José Luis Hernández / Fotos: CB Canarias y CSD

La Laguna (Tenerife), 30 de abril de 2020

CSD

El Consejo Superior de Deportes (CSD) publicó el pasado sábado el Protocolo Básico de actuación para la vuelta a los entrenamientos y el reinicio de las competiciones federadas y profesionales, una serie de pautas que tendrán que seguir todos los clubes, entre ellos el Club Baloncesto Canarias con su equipo profesional, Iberostar Tenerife. Con el mentado protocolo, se pretende crear un escenario de "retorno seguro, gradual y equilibrado", para la Liga Endesa.

El protocolo, de cumplimiento obligado, es para todos los deportistas federados, profesionales y de alto nivel, así como para las diversas federaciones y clubes deportivos. Estas son las cuatro fases en las que se divide dicho protocolo:

Primera fase: entrenamiento básico e individual

"Se realizará manteniendo el confinamiento en el domicilio, residencia deportiva o alojamiento temporal". Para las competiciones de índole profesional "en las instalaciones de los diversos clubes", siempre que estos cumplan, a rajatabla, con todas las medidas sanitarias.

Los baloncestistas aurinegros tendrán que llevar guantes y desarrollarán su trabajo de manera individual. En cuanto a realizar carreras a pie, los canaristas deberán guardar una distancia mínima de 2 metros con otros corredores. Además, Txus Vidorreta o Xisco Sanz, entrenador y preparador físico respectivamente, no podrán asistir a dichas sesiones, por lo que tendrán que hacer llegar a sus baloncestistas un plan diario de entrenamiento. Los clubes o federaciones, además, tendrán que designar un coordinador que haga cumplir el protocolo.

Los centros de entrenamiento contarán solo con el personal mínimo e imprescindible, deberán estar debidamente desinfectados, con puntos de control de acceso especial, provistos de material de desinfección y aislamiento, así como de elementos técnicos que permitan comprobar la temperatura.

Durante esta fase primera fase, se deberá hacer un reconocimiento médico inicial que incluirá un test de presencia de material genético viral (ampliación e identificación a través de PCR) si se cree necesario. Si el deportista da positivo en la prueba PCR, aunque no presente síntomas, no podrá iniciar su práctica deportiva hasta ser negativo. Además, con carácter general, no se realizarán ningún tipo de masaje o fisioterapia.

Segunda fase: nivel medio de entrenamientos

En la fase de entrenamiento medio, o segunda fase, llegarán los entrenamientos de grupo. El Consejo Superior de Deportes recomienda hacerlos en forma de concentración, viviendo los deportistas en centros de entrenamiento con residencia. Si es necesario salir del recinto, se tendrán que respetar las pautas de la fase anterior respecto a distanciamiento social.

En este segundo paso, podrá volver Txus Vidorreta y su cuerpo técnico a dirigir el trabajo, portando mascarilla y guantes, guardando, además,  una distancia mínima de 2 metros. Las acciones conjuntas se harán en grupos reducidos y los deportistas no podrán compartir ningún material, y en caso de que sea imprescindible tendrá que ser desinfectado tras cada uso. No habrá personal extra, ni utilleros ni presencia de ningún medio de comunicación y se hará el mínimo uso posible de los gimnasios.
Tercera fase: Precompetición

En la tercera fase, entrenamiento total pre-competición, se intensificarán las sesiones, siendo aconsejable mantenerlas en forma de concentración. Se permitirán grupos de hasta 14 personas, por turnos, y el entrenador y el resto de equipo técnico continuarán llevando mascarilla y guantes, además de mantener la distancia de suguridad.

Se seguirá sin compartir material si es posible, desinfectándolo en el caso contrario, y el utillero regresará solo para lo mínino e imprescindible, sin que los representantes de los medios de comunicación puedan acudir. En los vestuarios, se respetarán unas distancias mínimas de 3 metros entre ellos, y las duchas se realizarán en sus domicilios.

Cuarta fase: Competición

En la cuarta y última fase, se establecerá cuando las autoridades sanitarias y deportivas lo decidan, y a puerta cerrada. Teniendo en cuenta que coincidirá con el inicio del verano, con el aumento de humedad y calor, es aconsejable la termorregulación del ejercicio físico, con el uso permanente de termómetros. Se mantendrán las medidas de higiene y desinfección y se evitarán las competiciones masivas, y en todo caso se darán salidas por grupos limitados de deportistas. Para finalizar, se realizarán nuevos controles médicos y se podrán reanudar los masajes deportivos y la fisioterapia.