33 años sin Don Santiago Martín

0
4166
  • Hoy, 27 de marzo, se cumplen 33 años de la desaparición del legendario dirigente aurinegro.
  • Su legado permanece intacto dentro de la memoria colectiva del canarismo de bien.

Por José Luis Hernández / Fotos: Archivo

Aguere-La Laguna (Tenerife), 27 de marzo de 2024

Eddie Phillips junto a Santiago Martín, en una imagen de 1984

 

Hoy, día 27 de marzo se cumplen 33 años de la desaparición del que fuera presidente del Club Baloncesto Canarias, don Santiago Martín Marrero.

Más de tres décadas después, la familia canarista de siempre mantiene muy vivo su recuerdo y sus logros al frente de la entidad cestista lagunera. De hecho, la cancha de juego del primer equipo aurinegro lleva su nombre, pabellón de deportes de Tenerife Santiago Martín, como homenaje a su destacada e inigualable labor al frente del club de sus amores en particular, y del baloncesto tinerfeño y canario en general.

Nada hubiese sido igual en la historia del Club Baloncesto Canarias si don Santiago no hubiese accedido a la presidencia del mismo. Máximo dirigente de la época de mayor esplendor deportivo del club de La Laguna en los años 80, apuntaló y solidificó un proyecto que fue la admiración del mundo del baloncesto a nivel estatal. Con él se consiguieron las mayores cotas deportivas del Canarias en el siglo XX, convirtiendo al equipo de Aguere en referente del baloncesto a nivel estatal y orgullo del baloncesto canario.

Don Santiago Martín Marrero (1934-1991), asumió la presidencia del Club Baloncesto Canarias tomando el testigo de la mano de David García Linares. Presidió la entidad deportiva lagunera hasta su fallecimiento, viviendo dos ascensos a la Liga ACB, dos sextos puestos consecutivos en la Liga de la Asociación de Clubes de Baloncesto (BCL) y una clasificación histórica para la extinta Copa Korac, así como varias participaciones en la Copa del Rey. Don Santiago Martín Marrero y su hermoso legado, siempre está presente en la memoria de la vieja escuela de la Fiebre Amarilla. En la de los nuevos es otro cantar.