Victoria del Canarias de Dr. Jekyll y Mr. Hyde (82-72)

0
842
  • El Canarias logró su primera victoria en la Basketball Champions League al vencer al MHP Riesen de Alemania (82-72).
  • El equipo canarista mostró dos caras totalmente opuestas durante el choque.
  • Los alemanes a punto estuvieron de sacar petróleo del bajón de juego lagunero.
__________
José Luis Hernández / @JoseLuisHdezT7
Fotos: BCL Photo
SuperBasketCanarias.info
17 de octubre de 2017

LA LAGUNA (TENERIFE) - El Canarias de La Laguna obtuvo su primera victoria de la temporada en la Basketball Champions League (BCL), al vencer a los también aurinegros del MHP Riesen alemán por 82-72, en un partido que, pese a la gran diferencia en el marcador de la que gozaron los tinerfeños, hasta 24 tantos, a punto estuvo de complicarse la vida al final si los alemanes no hubiesen errado un triple que les hubiese colocado a 5 puntos de los canarios.

Con las consabidas ausencias de Mike Tobey y Davin White, el equipo entrenado por Nenad Markovic salió airoso de la visita del líder del Grupo B, hasta el día de hoy, construido a partir del parcial del segundo periodo, 29-13 y 48-28 en el videomarcador para los laguneros, cuarto en el que los de La Laguna llegaron a desarbolar al Riesen, máxima diferencia de 24 puntos (44-20 y 46-22), pero que se complicó en los últimos diez minutos del partido, instante en el que los visitantes redujeron la ventaja y llegaron a colocarse a ocho puntos (76-68). Con más de un minuto por jugar y posesión de balón, erraron el lanzamiento de tres, hasta que Ponitka, otra vez, se convirtió en el flotador al que se cogió el Canarias con todas sus fuerzas tras anotar un lanzamiento de tres con el que rubricó la victoria lagunera.

El ritmo, trepidante, con el que comenzó el choque llevó a los dos equipos a cometer varias imprecisiones de cara a canasta hasta que el estadounidense Tim Abromaitis logró un dos más uno (5-2 minuto 2) aunque los alemanes, capitaneados por Waleskowski y Thiemann se pusieron por delante (5-6), reaccionando el Canarias de las manos de Richotti y "Air Senegal" Niang que devolvieron el parcial (9-6, minuto 5).

Dos tiros libres convertidos por Richards acerca a los teutones (9-8), a falta de 04’41" para el final del primer periodo. A falta de 4’36” los visitantes ya estaban en bonus, lo que aprovechó el cumpleañero Richotti (11-8) y "Air Senegal" Niang, que se volvía a entender con Bassas, para romper el aro con un alley opp marca de la casa. Petit, con su sexto punto, y "Poni" desde la línea del 4,60, colocaban la máxima diferencia hasta el momento (17-10, minuto 7). Evans era el único referente ofensivo de los aurinegros germanos, pero  Johnson forzó un dos más uno (19-15, minuto 9) para finalizar el cuarto solo cuatro puntos por debajo de los aurinegros, en un primer periodo en el que lo alemanes capturaron 6 rebotes ofensivos por 0 los canarios, ante las miradas expectantes de los aficionados canaristas, que hoy no se dieron cita en gran número en el Santiago Martín.

En el inicio del segundo periodo, el Canarias pareció sentir la llamada. Un parcial de 7-0, dos puntos de Vázquez y cinco de Richotti , que además transformó el primer triple del partido, obligaron al entrenador visitante, John Patrick, a pedir tiempo muerto a falta de 8’44” para el descanso con el Canarias once puntos arriba (26-15). El tiempo muerto fue estéril para los intereses alemanes ya que el huracán "Canarias" comenzó a soplar con muchísima intensidad. Un dos más uno de Tim Abromaitis y Fran Vázquez desde el exterior, comenzó a arrasar al quinteto germano (31-15). Los entrenados por Patrick se veían desbordados por la intensidad defensiva y ofensiva de los de Markovic y no fue hasta que faltaban 7’12” para el descanso cuando los de Alemania anotaron su primera canasta, Evans (31-17).

El alero canarista Javi Beirán, que anotó un triplazo sobre la bocina que indicaba el final de la posesión, ayudó a seguir sacando de la pista a un desorientado Riesen (34-17, minuto 24). Waleskowski convirtió el primer triple para los suyos a 6’01” y Niang anotaba dos puntos más en su haber particular, colocando, en la jugada posterior, un tapón marca de la casa (36-20, minuto 25) al propio Waleskowski.

Tim y Mateusz se encargaron de firmar un nuevo parcial, esta vez de 10-0 para los laguneros, llevando la máxima diferencia del partido al luminoso (44-20, minuto 27), sin que el entrenador visitante pudiera frenar el huracán de juego local. Un parcial de 0-4 para MHP Riesen fue cortado por Fran Vázquez para llegar al descanso con una renta holgada y muy cómoda para el Canarias (48-28). El parcial del segundo periodo para los laguneros había sido espectacular, entraba todo, y la felicidad campaba a sus anchas por las gradas del Santiago Martín pero el partido no había acabado, ni mucho menos.

Salió frío el Canarias en el tercer periodo, igual que al comienzo del partido ante el Joventut de Badalona, especialmente de cara a la canasta, aunque un soberbio tapón de Ponitka a Johnson pareció animar el cotarro. Waleskowski hizo un parcial de 0-4 de forma consecutiva (48-32, minuto 22) y Rodrigo San Miguel, desde más allá del arco de tres puntos, anotó (51-32). En unos minutos, los 24 puntos de ventaja del segundo cuarto se había convertido en 15 (51-36, 23’), con los alemanes apretando los dientes en defensa y mucho más certeros en ataque.

Con el Canarias haciendo aguas en defensa, Trice cometió una falta antideportiva, pero el capitán aurinegro, Richotti, anotó uno de los dos intentos (54-38). Posteriormente, Allen agotó una posesión, dejando en solo seis puntos la producción ofensiva en el cuarto en siete minutos por parte local, mientras los visitantes habían anotado 14. Vrabac había entrado en el parqué por parte lagunera y, una vez más, el conjunto lagunero pareció estar jugando con sólo cuatro jugadores. Waleskowski seguía siendo uno de los referentes ofensivos de los suyos, anotaba su decimosexto punto, (54-44, minuto 28¡’), forzando a Markovic a solicitar tiempo muerto. El Canarias, como si del Dr. Jekyll y Mr. Hyde se tratara, pasó del 46-22 (+24) a tan solo diez de ventaja. El huracán se había disuelto y el Canarias parecía ausente, perdido, una versión que en nada se parecía a la brillante del segundo periodo

Waleskowski era el líder ofensivo de los alemanes y, con otro triple, puso a los suyos a siete (54-47, minuto 29) aunque Beirán tuvo las agallas de devolvérselo (57-47) y, en la siguiente jugada, Fran Vázquez colocó un soberano tapón al jugador alemán que, mosqueado, cometió una falta antideportiva sobre "Ferri" Bassas (59-47), con el que finalizó el tercer periodo.

"Poni" anotó cuatro puntos consecutivos para dar algo de oxígeno al Canarias (63-52, minuto 31). El polaco, al igual que en Badalona, era el único que tiraba del carro ofensivo, mientras que los visitantes se entregaron a la capacidad ofensiva de Evans (63-54, minuto 32). En ese momento, Richotti anotó un triple casi desde La Pampa argentina para poner algo más de tierra, y tranquilidad, por medio (66-54), a 7’08” para acabar el partido.

Tim Abromaitis, después de espectacular y dolorosa caída en mala posición, anoto de tres puntos (69-56, minuto 34), casi para salvar al Canarias, aunque los alemanes no bajaron los brazos en ningún momento (69-60 y 72-64, minuto 36). Erró dos lanzamientos desde el tiro libre el internacional polaco Ponitka, pero Riesen no supo sacar provecho y sí Beirán, que con una canasta a aro pasado volvió a poner los diez puntos de diferencia (74-64), a 2’53” para el final.

Waleskowski fue eliminado por faltas personales a 1’43” para la conclusión del choque, cuando los aurinegros seguían 10 arriba (76-66). Ponitka con un gran triple a falta de 1’02” para acabar finiquitó el encuentro (79-68), y Javi Beirán, a 24”, amplió los guarismos (82-70) con otro triples. Los alemanes, que no se dieron por vencidos en ningún instante, tuvieron tiempo de anotar una última canasta para establecer el definitivo (82-72).

Consulta las ESTADÍSTICAS del partido.