Victoria de prestigio (80-88)

0
412
ACB Photo
  • El equipo lagunero logra su primera victoria de la temporada en la difícil pista del Euroliga Unicaja

Por José Luis Hernández / Fotos: ACB Photo / M. Pozo

Málaga, 29 de septiembre de 2019

ACB Photo / M. Pozo

Iberostar Tenerife obtuvo una victoria de prestigio y calidad en la difícil pista del Martín Carpena para ganar al Euroliga Unicaja de Málaga (80-88) en la segunda jornada de la Liga Endesa tras no haber podido vencer al Retabet Bilbao en la primera jornada de la competición doméstica.

Los hombres de Vidorreta, cada vez más conjuntados, mostraron su mejor versión colectiva, jugaron como un verdadero equipo y supieron tener la frialdad necesaria cuando, en los peores minutos, Unicaja se marchaba en el marcador por casi de diez puntos para dar un golpe en la mesa e imponerse con total justicia a un equipo, que aparte de manejar un presupuesto inmensamente más grande que el de la entidad aurinegra, está llamado a hacer grandes cosas tanto en la Liga Endesa como en la Euroliga.

Un parcial espectacular de 11-27 en un excelente tercer periodo decantó el choque del lago lagunero, liderado, curiosamente, por Marcelinho Huertas (11 puntos, 6 asistencias y 5 rebotes), amén de los tres ex jugadores de Unicaja ahora en las filas tinerfeñas: Sasu Salin, Gio Shermadini y Dani Díez, que dieron al traste con las intenciones locales de sumar la primera victoria de la temporada. Con este magnífico resultado los de amarillo y negro están listos para recibir al campeón de la Liga Endesa, Real Madrid, la próxima semana en el Santiago Martín.

El partido comenzó con mucha intensidad por parte de ambos conjuntos, con alternancias en el electrónico y con las dos escuadras sacando réditos a sus aciertos en el tiro. Dani Díez, inconmensurable en el día de ayer, e Iffe Lundberg, que anotó en su primer lanzamiento triple, dieron las primeras ventajas a los laguneros (2-3 y 4-6), contrarrestado por la aportación, veloz, de Jaime Fernández, con cinco puntos seguidos, y de Josh Adams, con otros tantos, que colocaron la primera máxima ventaja andaluza (16-10, minuto 5).

Los de Luis Casimiro trataban de cortar los puentes entre Marcelinho Huertas y Gio Shermadini, sumando un parcial de 7-0 (18-10, minuto 6), que se encargó de volar por los aires el finés Sasu Salin, con cuatro puntos consecutivos (18-14). Darion Atkins comenzaba a imponer su poder físico en la pintura, con intensidad en el rebote ofensivo, y el canario Fran Guerra sustituía con acierto y garantías al georgiano Gio Shermadini con seis puntos consecutivos para ajustar de nuevo los guarismos (21-20), y con Vidorreta dando minutos de calidad a la profundidad de su banquillo. Luis Casimiro se desesperaba y pedía tiempo muerto. Gerun, que estuvo en la órbita aurinegra en el mercado veraniego, con una canasta y un tapón, in extremis, sobre el lagunero Álex López, dejó el marcado tres puntos arriba para los de verde (23-20).

No salió enchufado el Canarias en el segundo periodo. Sin lograr anotar en los tres primeros minutos y habiendo perdido seis balones, los de Vidorreta vieron como los malagueños se iban de nuevo hasta los diez puntos de diferencia (30-20, minuto 13). Vidorreta paró el partido en busca de soluciones y Shermadini, pletórico, puso dos tapones en la misma jugada, de forma consecutiva, para irse al ataque y completar un dos más uno (30-23, minuto 14), siendo los primeros tantos de los laguneros. Esto contagió a sus compañeros, capaces de intercambiar canastas con los andaluces a partir de eses instante (33-30, minuto 17), obligando a Casimiro, ex entrenador del Herbalife Gran Canaria, a intentar parar la reacción tinerfeña.

Tres triples consecutivos de Unicaja, dos de ellos firmados por Waczynski, volvieron a dar ventaja a los de Euroliga (41-33, minuto 19), aunque entre Shermadini y Huertas firmaron un parcial de 0-5 final para dejar de al Canarias metido de nuevo en el partido, si es que algún momento no lo estuvo, de cara al inicio del tercer cuarto (41-38).

El vendaval aurinegro no se hizo esperar al comienzo del tercer cuarto. Tres triples del especialista Salin dieron la vuelta al partido (44-51, minuto 24). Los tres ex jugadores locales se pusieron al frente del juego aurinegro y el parcial se fue hasta el 0-9, lo que provocó el tiempo muerto de Casimiro (44-53, minuto 25). Para mayor desgracia de los locales, Dani Díez, tremendamente motivado, anotó siete puntos de manera consecutiva (47-60, minuto 27). El conjunto canarista había logrado un espectacular parcial de 11-27 en el tercer cuarto (52-65).

Pero Unicaja no iba a bajar los brazos, ni mucho menos. Un parcial de 5-0 acercó a los de verde en el videomarcador (57-65),  con el Canarias ya metido en bonus, pero Dani Díez continuó mostrando su mejor versión ante sus ex y anotó otro parcial de idénticos guarismos 0-5 pero favorable a los de Aguere  (57-70).

Los de Casimiro seguían metidos en el encuentro desde la línea del 4,60 (62-72, minuto 33), pero en ese instante Álex López provocó la cuarta falta personal de Adams en una acción de dos más uno (62-75, a falta de 5’53” para finalizar el encuentro. Reaccionó Unicaja (71-75, minuto 36) tras firmar un parcial de 9-0. El partido volvía a estar abierto.

Unicaja se colocó a cuatro puntos (74-78, minuto 37) tras un acierto triple de Alberto Díaz. El marcador era favorable al conjunto aurinegro por cinco puntos (76-81) al entrar en el último minuto por lo que Unicaja tuvo que llevar al tiro libre a los visitantes, donde Huertas, cómo no, no erró (76-83, a 44” para finiquitar) pero Jaime Fernández anotó de tres (79-83) pero Salin lo devolvió (79-86) a falta de 17 segundos para el final. El Canarias lograba sellar una victoria de prestigio y, de camino, callar algunas bocas.