Iberostar Tenerife sigue en todo lo alto de la BCL (68-78)

0
117
  • El eterno campeón de la Liga checa no perdía un partido desde el pasado 6 de febrero

Por José Luis Hernández / Fotos: BCL Photo

Praga (República Checa), 06 de noviembre de 2019

Líder invicto de la Liga de Campeones de Baloncesto. El Canarias ganó en el 'exilio' europeo del ERA Basketball Nymburk, léase Kralovka Sports Hall de Praga, por (68-78), en un partido un tanto gris pero muy efectivo de los tinerfeños. La escuadra aurinegra puso fin a la racha triunfal del Nymburk, 37 victorias consecutivas sin perder, en su sede europea, a 45 kilómetros de su localidad de origen y donde disputa la competición doméstica.

Una de las grandes aportaciones de la noche fue la del internacional francés Lahaou Konate, que firmó unos números de MVP, con 17 puntos y 18 de valoración. También la conexión Huertas-Shermadini funcionó a las mil maravillas. El georgiano se mantuvo en sus números, 15 puntos y 5 de valoración, mientras 'Showtime' Huertas se fue hasta los 11 puntos y 14 valoración, bien acompañados por el internacional finlandés Sasu Salin, 10 puntos y 21 de valoración. Por los locales, que disfrutan de una afición muy animada y respetuosa, Hruban con 13 puntos y Benda con 10 fueron sus principales referentes ofensivos.

Escuche aquí el partido. BCL: ERA NYMBURK-IBEROSTAR TENERIFE, en SuperBasket Canarias Radio.No estuvo fino el Canarias desde más allá de la línea de 6,75 metros, 23% de acierto al finalizar el encuentro, situación que se contrarrestaba en la pintura y en los tiros más cercanos. 'Showtime' Huertas y Konate seguían inspirados de cara a canasta, dando cumplida réplica al conjunto de blanco y rojo liderado por el ex jugador de la Liga Endesa Pavel Pumprla, que poco a poco fue diluyendo su aportación al grupo local.

Se puso por delante el equipo lagunero (9-17) con un parcial de 0-11, lo que motivó el tiempo muerto del entrenador israelí Oren Amiel. Tuvo sus frutos, ya que los locales endosaron un parcial de 11-3 a los visitantes para volver a tomar la delantera en el electrónico (20-19). En ese instante fue Txus Vidorreta el que se vio obligado a parar el encuentro entre los colíderes del Grupo C de la Liga de Campeones de Baloncesto. El Canarias reaccionaría y volvería a tomar el control del choque en el colorido Kralovka Sports Hall de Praga.

Huertas, Konate y un dos más uno del grancanario Fran Guerra colocaría seis puntos de diferencia para los de Aguere (26-32). Posteriormente, una canasta de Salin colocaba el 26-34 con un parcial de 0-13 para los aurinegros. Tiempo muerto local y nueva reacción del Nymburk, que se iría solo tres puntos abajo en el descanso (32-35).

Mostró otra versión, mejorada, el equipo del Santiago Martín en el tercer cuarto. Mejor asentado en la pista, los de amarillo y negro con un inconmensurable Konate y Sasu Salin se fueron de ocho puntos (34-42), aunque Hruban tiraba de los suyos. Shermadini, un currante de la pintura, comenzó a aportar bajo canasta, que colocó a los tinerfeños con una diferencia de nueve puntos tras un parcial de 5-1. Oren Amiel pedía tiempo muerto para rearmar a sus jugadores, con Benda y un excesivamente nervioso e irascible Almeida. El choque quedaba abierto para el último y definitivo periodo.

 Y se desató el vendaval aurinegro. A pesar de que los de la Bohemia Central se pusieron a un solo punto (55-56) después de endosar a los canarios un parcial de 7-0, muy arropados por su público, un aciero de tres puntos del especialista Salin y un dos más uno de Shermadini, lideraba el despegue lagunero. La conexión Huertas-Shermadini funcionaba a las mil maravillas y prueba de ello fue el mate del georgiano tras asistencia, espectacular, de Huertas, que colocaba el 57-66. Ahí se acabó el Nymburk. Un parcial aurinegro de 3-17 situaba a los tinerfeños con una diferencia favorable de quince puntos. Nymburk trató de reaccionar pero ya no tenía tiempo (68-78). El Canarias acababa de 'facturar' la cuarta victoria en la BCL en otros tantos compromisos. Suma y sigue.