Estudiantes rompe la imbatibilidad del Canarias en casa (73-81)

0
436
ACB Photo / A. Pérez
ACB Photo / A. Pérez
  • Primera derrota en el Santiago Martín de los jugadores de Vidorreta tras una mala segunda mitad
  • La actuación arbitral, especialmente en el último periodo, perjudicó de manera clara al Canarias

José Luis Hernández (SBC)

Fotos: ACB Photo/A. Perez

Sábado, 20 de octubre de 2018

ACB Photo / A. Perez
ACB Photo / A. Pérez

LA LAGUNA - El Canarias cosechó su primera derrota de la presente campaña en el pabellón Santiago Martín, al caer ante Estudiantes por 73-81, acabando con una racha de cinco victorias consecutivas del equipo de La Laguna.

Una mala segunda parte de los hombres de Vidorreta, que se marcharon con nueve puntos de ventaja al descanso (39-30), no hacía prever lo que acontecería en los dos últimos cuartos. Estudiantes subió su intensidad defensiva y se mostró certero en ataque, mientras los locales, muy lejos del juego al que tiene acostumbrado a la Fiebre Amarilla, encajaron cincuenta y un puntos. Los del Ramiro de Maeztu, que suman su segunda victoria de la temporada, liderados por el portorriqueño Gian Clavell con veinticinco puntos, y bien secundado por Cook con doce puntos y seis asistencias, además de Víctor Arteaga, que aportó doce puntos para los colegiales, produjeron la segunda derrota en la Liga Endesa a los de Aguere, la primera fue en Madrid ante el Real.

Tras una presentación espectacular, muy similar a las de las pistas NBA, el Canarias se puso por delante con la canasta inicial de Colton "Robocop" Iverson. Comenzaba el intercambio de canastas. Jankovic anotó cuatro puntos, asistencias de Brizuela, para poner por delante en el electrónico a los de azul (5-6, minuto 4). La reacción aurinegra vino de las manos de "Superman" Abromaitis, que con cinco puntos seguidos devolvió el liderazgo a los suyos (10-6, minuto 5).

Un parcial de 0-5 para los jugadores de Berrocal motivaron el consiguiente tiempo muerto de Vidorreta. El vasco movió el banco, y con Bassas como playmaker de la nave canarista, el teutón Staiger volvió a colocar por delante a los suyos (13-11, minuto 8), mientras Sebas Saiz, intenso en la pintura, tanto en defensa como en ataque, elevaba la renta aurinegra a los cuatro puntos (17-13, minuto 9), y que el argentino Brussino amplió (20-15), antes de finalizar el primer periodo.

Triple de Clavell para comenzar el segundo cuarto (20-18), mientras Saiz seguía sumando en el juego interior (24-18, minuto 12), con el consiguiente aliento desde la grada. El juego aurinegro se mostraba generoso en ataque, sin egoísmos pero  Clavell, muy inspirado en la noche de hoy, sus compañeros no paraban de buscarle en ataque, anotaba dos triples de forma consecutiva para empatar el choque (24-24, minuto 13), tras un parcial de 0-6 para los capitalinos. La igualdad continuaba siendo la tónica en el marcador (28-28), con catorce puntos anotados por los jugadores del banquillo lagunero, los mismo que había aportado los del Ramiro de Maeztu. Entonces apareció el de siempre, "Jugón" McFadden se sacó dos triples de la chistera de forma consecutiva (34-28, minuto 17), con los que levantó de sus asientos a la Fiebre Amarilla, lo que motivó el tiempo muerto de Berrocal.

Un nuevo triple del estadounidense, 4 de 4 desde más allá de la línea de 6,75, "picado" con el portorriqueño Clavell, dio un parcial de 13-0 que cerró Arteaga, llegándose con un esperanzador resultado para los presididos por Félix Hernández (39-30).

Comenzó el tercer cuarto con un claro parcial de 2-7 para Estudiantes, cinco con la rúbrica de Brizuela, que metía de nuevo a los madrileños en el partido (41-37, minuto 23). Estudiantes, mucho más metido, siguió rebajando la ventaja canarista (44-42, minuto 25), ante un conjunto, el amarillo y negro, que apenas había anotado cinco puntos en otros tantos minutos, por lo que no les fue difícil, ante la endeblez defensiva de los del Santiago Martín, colocarse por delante en el marcador (44-46), tras una canasta de Arteaga en la pintura. La defensa aurinegra brillaba por su ausencia y los estudiantiles aprovecharon para dilapidar la ventaja de nueve puntos de la que gozaba el Canarias, aunque un triple de Javi "Mr. Polivalencia" Beirán ,volvió a adelantar a los de Aguere (47-46, minuto 27).

Todo fue un espejismo, para decepción de la Fiebre Amarilla. El Canarias había perdido el norte en ambas zonas y Estudiantes jugaba a placer en la pintura. Vidorreta reclamaba intensidad defensiva a sus jugadores pero ni por esas. Una técnica al entrenador vasco, cuando reclamaba unos pasos más que evidentes, amplió la ventaja en el marcador de los visitantes (50-53), que empezaron a creer que era posible derrotar al Canarias en su difícil pista. Un parcial de 13-28 en el tercer cuarto, dio al traste con todo el trabajo realizado por los aurinegros en la primera mitad. Las cosas no pintaban bien para los de La Laguna (52-58).

ACB Photo / A. Perez
ACB Photo / A. Pérez

El Canarias tenía que "ponerse las pilas". Los aurinegros habían recibido en el tercer cuarto casi los mismo puntos que en los dos primeros, pero fue Omark Cook, en el inicio del último periodo, el que puso a Estudiantes con ocho puntos de ventaja (52-60), máxima diferencia visitante hasta el momento, a la que respondió Iverson con un dos más uno. Además, el norteamericano se hizo con un rebote ofensivo y 32). anotó de nuevo, por lo que acercaba a los aurinegros en el videomarcador (59-62).

Las gradas del Santiago Martín rugieron pero parecieron espolear a Clavell, otra vez Clavell, y Cook, que firmaron un parcial de 2-7 para los de la capital del estado español (61-69), cuando apenas faltaban seis minutos para la conclusión del choque. Los de la Ciudad Universitaria seguían espesos, pero dos lanzamientos consecutivos de Clavell que no encontraron la red de la canasta canarista, daban oxígeno a los de Vidorreta que lo seguían intentando (64-71, minuto 36).

McFadden se echó el equipo a la espalda y los aurinegros pasaron del mentado 64-71 a falta de menos de tres minutos para la finalización, al 70-71 tras convertir un dos más uno. Todo ello en apenas dos minutos de juego. Pero Cook se encargó de derramar una jarra de agua fría sobre La Hamburguesa, anotando un triple (70-74). Tras un tiro libre anotado por "jugón" McFadden, Clavell protagonizó un nuevo dos más uno. El boricua anotó el adicional y puso seis arriba a los suyos (71-77), con 34 segundos para acabar el match. "Tractor" Saiz se encargó de transformar dos tiros libres (73-77), pero ahí comenzó el carrusel de faltas rápidas, acudiendo los jugadores de Estudiantes hasta la línea del 4,60 para rematar una victoria que se reflejó en el videomarcador con un (73-81), final.

Mala segunda mitad del Canarias, sin ideas en ataque y blandos en defensa. La Liga Endesa es una carrera de resistencia. Toca resarcirse y mirar al frente. Andorra espera a los canaristas en el Principado, previa cita en la BCL. No hay tiempo para lamentaciones, si para corregir errores y mirar de nuevo el vídeo. La actuación arbitral, especialmente en el cuarto periodo, perjudicó, claramente, los intereses del Canarias.

Iberostar Tenerife - Movistar Estudiantes (73-81) // Jornada 5 Liga Endesa from ACB on Vimeo.

Ficha técnica

73. Iberostar Tenerife (20+19+13+21). San Miguel (2), McFadden (18), Beirán (10), Abromaitis (5), Iverson (11) -inicial-, Niang (-), Brussino (7), Bassas (-), Gillet (6), Saiz (8) y Staiger (6).

81. Movistar Estudiantes (15+15+28+23). Cook (12), Brizuela (9), Vicedo (3), Caner-Medley (-), Jankovic (8) -inicial-, Clavell (25), Sola (-), Hakanson (1), Suton (6), Perl (2), Peña (3) y Arteaga (12).

Árbitros: Conde, Cortés y Caballero. Señalaron técnica al entrenador del Iberostar Tenerife, Txus Vidorreta, por protestar (min.29).

Incidencias: Encuentro disputado en el pabellón de deportes de Tenerife Santiago Martín ante 4.738 aficionados, según datos facilitados por el club

Consulte aquí las estadísticas del partido.