Abromaitis conduce al Canarias a la gran final de la BCL (67-58)

0
444
  • El sueño europeo del Canarias continúa vivo. Los jugadores de Txus Vidorreta se impusieron al Umana Reyer Venezia (67-58) y disputarán, frente al Banvit, la final de la Basketball Champions League. Tim Abromaitis, 19 puntos y 9 rebotes, y su gran segundo cuarto, decisivo en el desenlace del choque.

Fotos: BCL Photo. José Luis Hernández (sbc) La Laguna (Tenerife)

Un espectacular segundo cuarto de Tim Abromaitis lanzó al Iberostar Tenerife Canarias hacia la victoria frente al Umana Reyer Venecia, al que doblegó por 67-58 para lograr una plaza en la final de la Basketball Champions League que se celebrará este domingo.

El Iberostar Tenerife Canarias afrontaba uno de los partidos más importantes de su historia. La gran temporada desplegada en esta nueva competición organizada por la FIBA no podía quedar eclipsada por una mala semifinal y esas ganas de todo el equipo de seguir haciendo historia se notaron desde el salto inicial.

Con la fiebre amarilla empujando a los suyos, los jugadores del equipo lagunero contestaron con un triple del capitán Nico Richotti al tiro de tres puntos con el que Michael Bramos había inaugurado el marcador.

Foto FIBA Europe

Ambos conjuntos imprimieron un altísimo ritmo a su juego, sin embargo, fue el Umana Reyer Venecia el que llevaba la iniciativa, gracias a una intensa defensa que complicaba el ataque canarista que, con tiros muy forzados y triples que no entraban, no conseguía recortar la diferencia (3-10, m.3).

El técnico del Iberostar Tenerife Canarias no estaba contento con lo que estaba viendo y eso le llevó a rotar el banquillo, en busca de una solución para que sus hombres se mostraran cómodos en la pista. Así, poco a poco se fueron templando los nervios y, presionando en defensa, fueron consiguiendo que la fluidez mostrada por el equipo italiano fuera desapareciendo.

A falta de un minuto para la conclusión del primer cuarto, el Canarias ya estaba a sólo dos puntos (16-18), llevando a Walter De Raffaele a solicitar el primer tiempo muerto del partido. Finalmente, un triple de Marquez Haynes dejó el electrónico en 16-21 al término del primer periodo.

Tim Abromaitis, con cinco puntos consecutivos, empataba el encuentro pocos segundos después de iniciarse el segundo cuarto (21-21). Sin duda, las sensaciones estaban siendo totalmente distintas y, aunque el ritmo seguía siendo elevadísimo, el control del encuentro parecía estar ya en manos del equipo anfitrión del Final Four Tenerife 2017.

El auténtico motor del conjunto isleño en este momento del choque era Abromaitis que, con una nueva canasta ponía a su equipo por primera vez por delante en el minuto 12 (23-21). Era el ala-pívot estadounidense quien golpeaba una y otra vez el aro contrario. Los 11 puntos anotados por el equipo de La Laguna en este segundo cuarto habían llegado de sus manos, pero era necesario que empezaran también a aportar el resto de sus compañeros que, aunque no estaban tan acertados, sí estaban poniendo toda su energía en defender al máximo.

Foto FIBA Europe

Fue Aaron "ametralladora" Doornekamp quien tomó el testigo en ataque y, anotando desde más allá de la línea de 6,75, volvió a anular la pequeña ventaja que había recuperado su rival (35-32, m. 18). Abromaitis, desde la línea de personal, ponía a Iberostar Tenerife Canarias 8 puntos arriba a 48 segundos para el descanso (40-32), parando de nuevo el choque el técnico italiano. Una última canasta de Haynes llevó a los equipos al vestuario con 40-34 en el marcador.

Tras la reanudación, el guión del encuentro no varió. Doornekamp anotaba desde la esquina (42-34), Abromaitis robaba el balón, San Miguel organizaba a sus compañeros, Vázquez controlaba el rebote… la maquinaria aurinegra comenzaba a ser un engranaje perfecto.

Este dominio provocó la desconexión del conjunto veneciano que sólo mediante una antideportiva de Bramos fue capaz de frenar el ataque de su rival. Rodrigo San Miguel anotó el tiro libre de que dispuso y, pocos segundos después, logró la canasta que daba una nueva máxima renta a su equipo (46-34, m. 22).

Los aficionados que llenaban las gradas del Santiago Martín estaban disfrutando con su equipo en cada jugada. Venecia no conseguía anotar, mientras el Canarias aprovechaba esta situación para seguir ampliando su ventaja (50-34, m. 25).

Foto FIBA Europe

Aunque como era de esperar los italianos encontraron de nuevo el aro, la confianza de los tinerfeños era enorme y, así, consiguió cerrar el tercer periodo con una ventaja que hacía soñar a todos con la gran final del domingo (56-42).

La tensión era máxima cuando arrancó el cuarto decisivo. Los italianos empezaban a desesperarse y su técnico se enfadaba en la banda solicitando una técnica que los árbitros no habían visto.

Mientras, el Iberostar Tenerife Canarias seguía a lo suyo. Ferran Bassas asistía a Fran Vázquez para recuperar los 16 de ventaja en el minuto 31 (58-42) y un nuevo triple de Doornekamp, tras pase de Abromaitis, llevaba al Canarias a rozar los 20 (61-42).

Pero todavía quedaba mucho tiempo y no había que bajar los brazos. Con una defensa intensa y pegajosa, los locales obligaban a su rival a apurar cada una de sus posesiones. Además, su acierto en el rebote ofensivo le daba segundas opciones de tiro que no gustaron a un Txus Vidorreta que paró el partido mediado el periodo (63-40, m.35).

Umana Reyer Venecia no se rendía y a sólo dos minutos para el final del choque culminaba un parcial 2-10 que le dejaba 10 abajo (65-55). Pero el reloj corría a favor del conjunto aurinegro y asi lo sabía su afición, que empezó a celebrar el triunfo cuando el partido entró en el último minuto.

Con 7 puntos de ventaja, una falta personal sobre Rodrigo San Miguel sentenció el choque. Los tiros libres del base dejaron el marcador en 67-58 y a su equipo en la gran final de la Basketball Champions League, que se celebrará el próximo domingo y donde se verá las caras con el Banvit turco.

Consulte las ESTADÍSTICAS del partido.