21 preguntas a… David Rodríguez

0
2246
  • 21 preguntas a... viaja hasta México. Allí, en el Distrito Federal, un viejo conocido del Club Baloncesto Canarias, el entrenador David Rodríguez, ha trabajado con pico y pala en busca de una oportunidad, que al fin, llegó.
  • Como si de una versión del juego del 21 se tratase, Rodríguez ha hablado largo y tendido en una entrevista a SBC. Pasen y lean.
José Luis Hernández @joseluishdezT7
FOTOS: Cedidas / David Rodríguez-AZTKS

La Laguna (Tenerife), 12 de julio de 2018 -
1.- SuperBasket Canarias: Se fue a México buscando una oportunidad que en España se le negaba ¿Qué balance hace de los tres años que lleva en México?
David Rodríguez: "Mi balance en tres años aquí lo puedo expresar como muy bueno. Llegué a Huajuapan para llevar el equipo profesional de allí y fuimos subcampeones de Liga y subcampeones nacionales. Luego comencé un trabajo distinto, como director deportivo en Oaxaca buscando talentos y dándoles la oportunidad de una beca deportiva en la Universidad. Ahora llevo seis meses en AZTKS, un club femenino profesional donde terminamos subcampeonas de la Liga LMBPF, una oportunidad que me llegó gracias a Ángel Fernández, que me llamó para ser su asistente y ni me lo pensé. Hace unos días leía a Víctor Lapeña opinar que los entrenadores españoles estamos bien vistos y eso me está ocurriendo en México. No voy a negar que cuando llegué me costó acostumbrarme, pero después de tres meses ya estaba hecho al país; no sé si es porque mis padres son inmigrantes y yo nací en Suiza, pero se me ha hecho más fácil. En España las oportunidades llegan solo si conoces a alguien o 'haces la pelota' a otros cuantos. Mis padres siempre me han dicho que el trabajo es la mejor experiencia".
2.- SBC: ¿Qué diferencias ha encontrado entre el baloncesto español y el mexicano?
DR: "Las diferencias son grandes no lo niego, comenzando por el Minibasket y categorías de formación. Por ejemplo, no paran el reloj para nada, ni para los tiempos muertos ni en los tiros libres. Ahí se pierden minutos de jugar, de aprender y de mejorar jugando. Luego, hay un problema generalizado y es que todos atacan con sistemas, incluyendo Preminibasket, pero eso sí, todos hacen zona 3-2. Después está el baloncesto universitario, que está muy bien estructurado, tienen becas desde el treinta al cien por cien, dependiendo del nivel de cada estudiante y sobre todo dependiendo la universidad. En lo profesional, en liga femenina, por ejemplo, juegas dos partidos el fin de semana y a veces con viajes de por medio, como nos ocurrió esta temporada cuando, por ejemplo, jugamos en San Luis Potosí y al terminar el partido viajamos y llegamos a las dos de la madrugada para apenas descansar y jugar a la una de la tarde y luego regresar a casa. En masculino juegan dos o tres partidos a la semana".
3.- SBC: ¿Cuál es el nivel de las instalaciones en México?
DR: "Aquí hay canchas muy variadas. Desde las de cemento, que son la plaza del pueblo, a auténticos estadios de veinticinco mil personas. En Oaxaca, por ejemplo, hay más de ochocientas canchas de todo tipo, en CDMX hay como unas mil ochocientas, pero, repito, hay de todo tipo".
4.- SBC: Su primer equipo fue en Oaxaca. Sabemos que en un desplazamiento sufrieron un asalto a la guagua del equipo ¿Cómo vivió aquel suceso?
DR: "Fue en una salida que tuvimos a un torneo. Aquí se llaman Merces, son torneos relámpagos donde se puede ganar en un par de días hasta seis mil euros. Nosotros acabamos terceros en ese torneo y saliendo del pueblo nos estaban esperando con machetes. Está claro que les dimos todo lo que llevábamos, yo hasta les di mi mochila donde llevaba el pasaporte. Son cosas que te cuentan y que nunca piensas que te vayan a ocurrir. Desde ahí, jamás me ha pasado nada en cualquier ciudad que he estado. No todo es como lo hacen ver o creer a la gente, hay que estar aquí para saberlo".
5.- SBC: ¿Es el país tan peligroso como se cuenta?
DR: "El país, como todos los países, tiene sus cosas malas, pero, la verdad, no veo un país tan peligroso como se habla cuando estas ahí. Hay zonas malas, como en todos lados; es como cuando estaba ETA en el País Vasco, todos tenían miedo de ir. Está claro que hay zonas conflictivas, pero después de un tiempo aquí ya las conoces".
6.- SBC: Hablemos de temas más agradables ¿Cómo es un día normal en la vida de David Rodríguez?
DR: "Pues un día normal en mi vida comienza a las siete y media de la mañana con el desayuno, ducha y repaso lo que hay que hacer en el día, donde hago la preparación de los convocados para la Academia que jugará el fin de semana. Durante la temporada profesional salía a las nueve y media para entrenar de diez y media a doce y luego vuelvo a casa para comer y descansar un poco hasta que vuelvo a la Academia a las cinco de la tarde y hasta las nueve de la noche para, a partir de ahí, entrenar con las profesionales hasta las diez y media. Llego a casa y hago un poco de 'scouting' para preparar los entrenamientos de la semana. Ahora que 10h30 a 12, luego vuelta a la casa comida un poco de reposo y de nuevo a la Academia de 17h a 21h y luego con las profesionales hasta 22h30, llegada a casa cenar y de ahí hacer el scouting o preparar los entrenamientos de la semana. Ahora que no tenemos a las profesionales estamos un poco más tranquilos y por la mañana me dedico a escribir un libro sobre ejercicios y su evolución".
7.- SBC: Su adaptación a México incluye otros aspectos, lingüístico y gastronómico, que en nada tienen que ver con el baloncesto. ¿Cómo lleva ambas vertientes?
DR: "En esta faceta, la verdad, he pensado en escribir un diccionario mexicano-español, español-mexicano. Hay muchas expresiones distintas. Por ejemplo, la palabra "coger" en España es muy común, pero aquí se dice quieres tener sexo con alguien. "Tío", para nosotros es coloquial de amistad, pero aquí dicen "wey". Y a nivel de comida la gastronomía es muy amplia. Vas por la calle y tienes donde comer desde tacos hasta cortes de carne. Lo único que no tolero es el picante, hay veces que solo el olor es tan fuerte que ya sabes que eso te arderá".
8.- SBC: Recomiéndenos un plato de la gastronomía mexicana...
DR: "Un plato es un poco difícil. Las enchiladas, el mole, y los tacos de barbacoa o pastor. Pero luego vas a cada estado de México y tienen sus comidas típicas".
9.- SBC: Volvamos al baloncesto. Ha fichado por un equipo de la Primera División Femenina con el que se ha proclamado subcampeón de la Liga Nacional. Desde su puesto de entrenador ayudante, ¿qué balance hace de la temporada?
 
DR: "La verdad ha sido una temporada corta, pero larga a la vez. La Liga, llegando a la final, dura unos seis meses, con dos partidos cada fin de semana. El equipo era casi todo nuevo y teníamos un refuerzo extrajero y a mitad de temporada llegó otra jugadora foránea, que también es de Cuba. Ganamos centímetros, puntos y rebotes en la pintura. En la planificación, hay que tener en cuenta que según si juegas en tú cancha o viajas tienes que preparar y y hacer los días de descanso en función de ese término. Llegamos a las semifinales, donde había que ganar tres partidos para pasar de ronda. Comenzamos ganando en nuestra cancha, viajamos a Guanajuato donde el sábado perdimos el segundo partido, pero el domingo supimos reponernos y ganarles a las subcampeonas del año anterior. Ya en la final jugábamos contra el equipo al que fuimos el único que le ganamos en temporada regular y sabíamos del potencial de ese equipo que es muy equilibrado en todas sus líneas y con jugadoras polivalentes. Perdimos los dos primeros partidos en su cancha y la semana siguiente en nuestra cancha queríamos llegar al quinto partido, pero el sábado se pudo ganar y el domingo, tras una prórroga muy ajustada, no pudimos concretar; pero todo esto ha servido de experiencia a las jugadoras y al cuerpo técnico".
10.- SBC: ¿Cuáles son sus perspectivas profesionales para la próxima temporada?
DR: "Son las de hacer una continuidad del trabajo de este año. Sabemos dónde tenemos que mejorar. Hemos querido hacer un juego muy estilo de España, las jugadoras se acostumbraron bastante bien a este estilo. Tenemos un grupo de jugadoras jóvenes mezcladas con algunas veteranas y sabemos que necesitamos para dar un paso más".
11.- SBC: Hace años usted entrenó en la cantera del Canarias. ¿Qué opinión le merece los éxitos conseguidos este temporada por los filiales aurinegros?
DR: "Los he seguido un poco a través de las redes sociales. Sí, han dado un salto de calidad, pero, y aquí seguro molestaré a algunos con mi comentario, ¿a costa de qué? De traer chicos, o mejor dicho ya hombres, del continente africano. Pienso que la cantera del Canarias podría perder su esencia de intentar tener jugadores en el primer equipo. Sigo sin ver a ninguno. Pienso que algo están haciendo mal cuando todavía ves en el sub22 a jugadores que han estado cuando yo estaba en la etapa Júnior y que no pasan de ahí. Pienso que hay colegios que están trabajando mucho mejor que ellos ahora mismo, como el Luther King de La Laguna. Creo que el semillero tiene que venir desde abajo, 'Roma no se hizo en siete días', y que en una temporada quieras ya tener equipos en Campeonatos de España a costa, repito, de traer extranjeros que ni tienen la edad, mal vamos".
12.-SBC: ¿Y la temporada realizada por el primer equipo?
DR: "La temporada realizada por el primer equipo ha sido de altos y bajos. He visto varios partidos, incluyendo la Copa, que aquí la vimos por Internet. Han llegado al objetivo marcado a principio de temporada, pero haciendo cambio de entrenador. La llegada de Fotis Katsikaris ha sido un revulsivo y estaba visto que el éxito del año pasado de ganar la Champions iba a estar difícil".
13.- SBC: ¿Le gustaría volver a entrenar en alguna competición española?
DR: "Sí, claro que me gustaría volver a alguna competición española, pero no a cualquier precio y viendo lo que están cobrando entrenadores o ayudantes tengo que ser sincero y prefiero seguir aquí creciendo y mirando hacia otros lados donde costará llegar, pero nadie dijo que era imposible".
14.- SBC: ¿Que opinión se tiene en México del baloncesto español?
DR: "Es un escaparate donde muchos se miran; saben que es un baloncesto rápido. Saben más del Real Madrid por Gustavo Ayón. Cada domingo temprano pasan un partido por FOX, entonces siempre hay oportunidad de verlo".
15.- SBC: Dejemos, por otro instante, de lado el baloncesto. ¿Qué sueño personal le gustaría realizar?
DR: "Un sueño personal que no sea de baloncesto es estar feliz cada día al lado de mí pareja, Angi. Ella es aire fresco en mi vida y no tiene nada que ver con el baloncesto, aunque cuando juego me acompaña a todos lados, cada vez que puede. Simplemente mi sueño es estar feliz y bien al lado de esta gran mujer".
16.- SBC: ¿Se defiende en la cocina? Si es así, ¿Cuál es su especialidad?
DR: "Sí que me defiendo en la cocina, la verdad. Es un entretenimiento que tengo cuando tengo tiempo y me paro a hacer lo que me gusta, que, sobre todo, es la pasta y la carne. Me gustaría aprender a cocinar platillos mexicanos, la verdad. Pero seguro que eso se dará en algún momento".
17.- SBC: ¿Qué hobbies tiene en Ciudad de México?
DR: "Entretenimientos, voy a ser sincero, en Ciudad de México hay para aburrirse. Desde cine, teatro, espectáculos al aire libre, museos, una feria de alimentación, un concierto de rock en un local pequeño o incluso en la misma calle paseando te puedes encontrar auténticos artistas. Un lugar donde no he ido, pero deseamos ir, es a Garibaldi; Ahí están todos los mariachis y te dan desde una serenata sentados en una silla hasta venir al coche a cantarte si se los pides. Otra cosa que nos gusta mucho es ir a conocer lugares nuevos, simplemente agarrar el coche e irnos. Queremos ir a las pirámides de Tehotihuacan. La diversidad de cosas por hacer en Ciudad de México es incontable, cada fin de semana o durante la semana".
18.- SBC: ¿Qué tipo de música escucha en sus viajes con el equipo?
DR: "La música me encanta. Cada vez que viajo, sea en bus, avión, coche o simplemente caminando voy escuchando algo. Me gusta mucho el pop de los años noventa y dos mil y el rock de los ochenta, noventa y dos mil".
19.- SBC: ¿Cine o teatro?
DR: "Aquí, de momento, diré cine. Es lo que más vemos. Comparado con España ir a una sala de cine dos personas te puede salir unos cinco euros las entradas de ambos, aparte hay muchas promociones semanales. Hay tres o cuatro días a la semana donde puedes ir al cine por un 2X1 y pagas 2'50 euros por ambos. El teatro es mi asignatura pendiente todavía, hay alguna obra que me gustaría ver, pero no hemos podido ir ya que la temporada de profesional ha terminado hace apenas tres semanas".
20.- SBC: ¿Qué es lo más que echa de menos de su vida en Tenerife?
 
DR: "Aquí seré muy sincero, como he aprendido a serlo a base de palos, echo de menos a mi niño. Extraño abrazarlo y darles besos divertirme con él, pero sé que está muy bien en todos los aspectos y eso hace que esté más tranquilo. Del resto poco echo de menos. Me he dado cuenta de quiénes son mis amigos o de quiénes pensaba que lo eran. Un día una compañera de trabajo me dijo que la distancia pone a cada uno en su sitio y cuánta razón tiene. Sigo mucho por redes sociales la evolución de los lugares donde trabajé y aseguro que muy pocas personas me han felicitado por la temporada o por cómo me va todo, incluso si me entero del fallecimiento de algún familiar o por la convocatoria a las selecciones españolas como entrenador de gente con la que trabajé les escribo y los felicito o les doy mis condolencias. En el otro sentido nadie escribe y no es por no tener mi número de móvil de México, pero ahí ves que tu has dado mucho por esa gente y tan solo eras un elemento ahí que estaba por estar algunas veces. José Luis Román del Tenerife Central, Carlos Marrero del EMB Candelaria y Víctor de la Matanza son tres personas a las que les debo mucho. Les debo el haberme dado la oportunidad de volver a creer en el baloncesto y en mí mismo cuando otros te apartaban por miedo o no sé qué otras cosas. Esa es la gente por la que realmente sí vale la pena volver a Tenerife e irme a comer una ropa vieja con ellos".
21.- SBC: Cerremos la entrevista con una nueva pregunta sobre su profesión. ¿Cuál es su filosofía de vida a través del baloncesto?
DR: "Esa misma pregunta me la hicieron hace poco en Durango, donde estoy dando un clínic. Mi filosofía es primero disfrutar de mi trabajo cada día, aprender cada día más, pero luego si lo ponemos por categorías es enseñar valores como a quien es un chupón en Preminibasket o Minibasket hacerles ver que no todo es ganar en la vida ni en el deporte, en categorías de Infantil, Cadete, ya aquí las cosas van cambiando y la capacidad de aprendizaje es más grande y la exigencia comienza a ser mayor, ya que muchos de esos jugadores quieren llegar a una universidad y conseguir becas deportivas. Tienes que ser más exigente, más duro con ellos en cada detalle y cada gesto. En juveniles y profesionales no puedes dejar de buscar la mejora personal y colectiva de cada uno de ellos; soy un entrenador duro, pero con mano izquierda que escucha a los jugadores/as, ya que muchas veces su rendimiento se ve afectado por algún factor externo al baloncesto y ahí también tenemos que saber lidiar con eso. Me considero muy detallista, ya que un gesto bien ejecutado puede ser una ventaja que le puedes dar a tus jugadores  jugadoras".