Fotos: Archivo / SuperBasket Canarias. José Luis Hernández (sbc) La Laguna (Tenerife)

Han pasado casi cuarenta años del debut europeo del Club Baloncesto Canarias. En la temporada 1977-78, el Caja Rural Canarias, ya disputando sus partidos en el flamante pabellón del Colegio Luther King de La Laguna, recibió la invitación por parte de la FIBA, para disputar la Copa Korac, tercera competición continental en importancia de la época.

El Canarias militaba en Segunda División, pero fue a Europa representando no solo a La Laguna, Tenerife y Canarias, también al baloncesto del estado español. Muchos de ustedes se preguntarán, ¿cómo es posible que se haya invitado al Canarias estando en la segunda categoría del baloncesto español? La respuesta es fácil: los clubes de Primera División habían renunciado a participar en la misma así que la FEB, utilizó el recurso de invitar a equipos de la segunda categoría nacional.

Escudo del SSV Hagen
Escudo del SSV Hagen

Primera comparecencia europea. Temporada 1977-78

El rival en la primera y única eliminatoria de aquella campaña fue el SSV Hagen alemán, que venció por 21 puntos de diferencia en su pista, Ischelandhalle de Hagen, (88-67) y volvió a superar al Caja Rural Canarias en La Laguna (92-110). La cancha lagunera se llenó, pensando en una hipotética remontada pero a pesar de los 24 puntos de Ventura de la Rosa y los 19 del mítico Manolo de las Casas, el Canarias no pudo en ningún momento con el conjunto germano y fue, prematuramente, eliminado de la competición continental.

Trofeo de la extinta Copa Korac / Archivo SBC
Trofeo de la extinta Copa Korac / Archivo SBC

Los pioneros en Europa

Entrenador: Pepe Cabrera

2º Entrenador: Fajardo

Delegado: Mendoza

Plantilla: Juan Diego Fajardo, Domingo Camacho, Simón Martín, M. Barrera, Juan Carlos Díaz, Fernando Esquivel, Javier Hernández y Manolo de Las Casas.

La anécdota

El canarista Simón Martín no pudo jugar esta eliminatoria. Al intentar tramitar su pasaporte, resultó que el jugador palmero no tenía DNI ya que había nacido en Cuba y, según dijo, no se había hecho español para no hacer la mili, obligatoria en aquellos años. El Canarias, entre la espada y la pared, se inventó una extraña enfermedad del corazón que aquejaba al jugador por lo que este regresó a La Palma.

Martín abandonó la disciplina del Canarias y la Federación Española hizo mutis por el foro, vamos que no quiso saber nada del tema, y no sancionó al club lagunero por esa irregularidad de tener a un jugador, burocráticamente extranjero, lo que le hubiese podido suponer darle por perdidos los partidos que había ganado en la Liga Nacional de Segunda División.

Segunda comparecencia europea

En la temporada 1988-89, el Club Baloncesto Canarias, jugando con el nombre comercial de Cajacanarias, volvió a participar en Europa, en la misma competición, la Copa Korac, pero esta vez ganando ese derecho sobre el parqué. El logro lo había conseguido la plantilla de la temporada 1987-88, con José Carlos Hernández Rizo en el banquillo, logrando quedar en la sexta plaza de la Liga ACB, lo que le otorgaba al club aurinegro el pasaporte europeo.

bulletsbirminghamEn la primera eliminatoria el bombo fue benevolente con el Canarias. El Birmingham Bullets de Inglaterra no parecía un rival de mucha entidad, tal y como quedó demostrado tanto en el partido de ida como en el de vuelta.

Los laguneros vencieron en la cancha británica por ocho puntos de diferencia (84-96) y lo repitieron en La Laguna, esta vez por 24 puntos de diferencia (96-72)

Escudo del Racing Maes Pils
Escudo del Racing Maes Pils

En la segunda ronda el rival parecía tener algo más de caché. El Racing Maes Pils de Malinas (Bélgica) era un equipo destacado en la liga belga y no era la primera vez que salía a competir en Europa. El CajaCanarias logró una ventaja en el Juan Ríos Tejera de 9 puntos (81-72), pero en el partido de vuelta la encerrona al equipo tinerfeño fue de escándalo, hasta el punto que los árbitros dejaron a los aurinegros con tan solo tres jugadores en la pista, y aunque trataron de resistir, no se pudo conservar la renta de los nueve puntos de ventaja y se perdió por 13 puntos (97-84), un atraco a mano armada en toda regla, acabando de forma lamentable la participación canarista en aquella campaña.

La anécdota

El Cajacanarias jugó la Copa Korac con un equipaje de color blanco y azul... Ustedes mismos.

Tercera comparecencia europea

La consecución de la novena plaza en la Liga Endesa la temporada pasada, todo un éxito deportivo  para  la escuadra lagunera y la creación, por parte de la FIBA, de su principal competición europea, Basketball Champions League, le dió la oportunidad al Canarias de disputar dicha competición por méritos propios. El Club Baloncesto Canarias, encuadrado en el grupo D logró quedar líder de su grupo y, por lo tanto, quedó exento de la primera eliminatoria. Ahora, tras haber dejado en la cuneta al Aris de Salónica y Asvel, luchará en el Santiago Martín por un sueño, el de conseguir por primera vez en su historia un título europeo.