El Canarias funciona como un reloj suizo (91-68)

0
266
BCL Photo
BCL Photo
  • El equipo de La Laguna firma su tercera victoria consecutiva en la BasketBall Champions League y sigue invicto en Europa, tras derrotar al campeón de la Liga suiza

José Luis Hernández (SBC)

Fotos: BCL Photo 

Martes, 23 de octubre de 2018

BCL Photo
BCL Photo

LA LAGUNA - El Canarias sigue intratable en Europa, e invicto, tras vencer este martes al Fribourg Olympic (91-68), campeón helvético, en la tercera jornada de la Basketball Champions League.  Los blanquiazules no pudieron en ningún momento ni acercarse al juego de los aurinegros, que funcionaron a la perfección, como un reloj suizo, haciendo pagar a los del centro de Europa los platos rotos del Estudiantes.

Salieron con mayor intensidad los suizos. Cinco puntos consecutivos de Gravet y un dos más uno de Williamson dio una pequeña ventaja de tres puntos a los visitantes (5-8, minuto 3), hasta que "Mr. Polivalencia" Beirán y "Superman" Abromaitis anotaron  dos triples (13-8, minuto 5), firmando un parcial de 8-0 para los canaristas. El Canarias se esforzó en defensa y anuló el ataque de los suizos, logrando una ventaja de nueve puntos tras una canasta de Nico Brussino (19-10).

El recurso de urgencia para los helvéticos se llamó Steinmann. Asumió la responsabilidad en ataque para tratar de seguir manteniendo a los suyos en el encuentro (23-18), pero Gillet y "Tractor" Saiz encadenaron cinco puntos para distanciar de nuevo a los tinerfeños en el electrónico (28-18), a menos de 7 minutos para el final del segundo cuarto, lo que motivó la solicitud de tiempo muerto por parte de Aleksic.

"Air Senegal" Petit fue el catalizador de la verdadera ruptura del partido. El senegalés firmó dos alley oops seguidos y dos tapones en defensa para que los de Aguere siguieran distanciándose en el marcador (36-22, minuto 17). El '7' aurinegro acabaría el periodo con ocho puntos, con un parcial de 22-16 para los laguneros que les ayudó para llegar al descanso con una holgada renta de trece puntos (43-30), dando la imagen de que los suizos no podrían superar a los canarios, como así fue.

Una salida en tromba de los hombres de Vidorreta tras el descanso, parcial de 7-0, acabó con las pocas esperanzas que le quedaban a los suizos (50-30), con otros cinco puntos de Tim Abromaitis. Los blanquiazules pidieron tiempo muerto y el Canarias pareció bajar la guardia. Liderados por Jurkowitz, los Olímpicos de Friburgo hicieron un parcial de 0-9 que motivó el consiguiente tiempo muerto de Vidorreta (53-39), a menos de seis minutos para el final del periodo. Los aurinegros volvieron a apretar el acelerador y con dos canastas de "Cañonero" Staiger y Nico Brussino la diferencia volvió a registrar los 20 puntos de ventaja para los de la Ciudad Patrimonio de la Humanidad (62-41, minuto 27), manteniéndose así hasta el final del tercer cuarto (68-45).

Con todo decidido, el Canarias siguió aumentando la diferencia en el tanteador (70-45), veinticinco puntos para los locales. Otra espectacular jugada de Mamadou Niang, tapón estratosférico sobre Williamson, levantó de sus asientos a la Fiebre Amarilla, que poco después volvería a culminar un alley oop para cerrar un parcial visitante de 0-7 (75-55, minuto 34). Tres triples canaristas, McFadden, Abromaitis y Brussino disparaba de nuevo la renta de los laguneros (84-60), que, posteriormente, se iría hasta los veintisiete puntos (89-62), a punto de entrar en el último minuto de juego.

Fribourg podría poner como excusa a tan abultada derrota la ausencia de su jugador más importante, Babacar Touré, pero ni por esas. El EuroCanarias demostró la diferencia de nivel que existe actualmente entre canarios y suizos. Ahora, tras un par de días más en la Isla, a los jugadores de Vidorreta les toca preparar la maleta. Andorra, Liga Endesa este próximo sábado, y Venecia, próximo miércoles en la BasketBall Champions League, esperan a los campeones de la BCL 2017 y Copa Intercontinental en 2018.