Foto: SuperBasket Canarias / @jacfotografo

Redacción (sbc) La Laguna (Tenerife)

Tras perder frente al Málaga,  el entrenador aurinegro. Txus Vidorreta, declaró que en campañas como esta es cuando debe haber un apoyo mayor por parte de todo el entorno del club lagunero.

Opinión del partido

“El partido ha estado marcado por el gran esfuerzo defensivo de ambos equipos, que se ha visto en los parciales del encuentro. Hemos tenido un muy buen ritmo defensivo todo el partido pero nos ha costado obtener ritmo ofensivo. Tuvimos opciones de ponernos por delante y no las aprovechamos y en el tercer cuarto hemos cometido el error importante de no cerrar el rebote defensivo y en el último cuarto, volviendo a tener opciones, demostramos desacierto, que ha sido una constante. La solvencia de Málaga y la plantilla de la que disponen al final te penaliza”, aseveró.

Diferencia de calidad

“Está claro que tenemos menos calidad que el rival, se ha visto en nuestros porcentajes. Hemos hecho los peores porcentajes de la temporada en tiro de dos y es evidente que ante un equipo como Málaga el aro se nos ha hecho pequeño, eso está en el debe colectivo en cuanto a que ellos han sido mejores que nosotros. Buscamos todos los mecanismos para cambiar esa dinámica pero no ha llegado el acierto, salvo al final del tercer cuarto. Tenemos que pensar ya en el siguiente partido porque necesitamos cambiar esa dinámica en casa y plantear un trabajo serio para hacer el mejor partido posible en Andorra”, manifestó.

La aportación de Blagota

“Sekulic no está atravesando un buen momento, ha fallado una debajo del aro, otra que estaba dentro. Es complicado, tenemos que buscar la fórmula para tener más suerte en casa y se trata de trabajar para que pase cuanto antes”, dijo.

Un paso adelante colectivo

“Somos el Canarias y teníamos enfrente a Unicaja, equipo de Euroliga. Cuando pierdes y haces 57 puntos podemos enalzar siempre dificultados, pero tenemos que valorar a quién tenemos enfrente y el equipo con un tono defensivo espectacular. Tuvimos un último cuarto en el que jugamos con cierta precipitación, 19 de 57 en tiros de campo es una cifra pobre.Pero analizamos lo positivo, para seguir buscando los mecanismos y dando con la tecla, siempre sin perderle la cara al partido. El equipo en casa no coge ritmo. Podemos necesitar un poco más de chispa, del entorno, de todos, estos son los años importantes, todos debemos dar un paso adelante, jugadores, afición, club y, por supuesto, entrenador”, finalizó Vidorreta.