Fotos: BCL Photo. Redacción (sbc) La Laguna (Tenerife)

Lo conseguimos”, empezó diciendo Txus Vidorreta, exultante, en la sala de prensa al finalizar el partido que dio el título de campeón de la Basketball Champions League al Iberostar Tenerife Canarias. “En este momento este es el campeonato más importante para mí”, añadió.

Sueño de verano

“Teníamos un sueño en junio, cuando tuvimos la oportunidad de participar en la BCL. Le dije a mis familiares y amigos, y le dije a mi mujer que lo podíamos conseguir, y así ha sido. En verano construimos una gran plantilla para los dos torneos, la Liga y la BCL. Teníamos opciones de ser la sorpresa y aquí estamos, lo más importante es que solo dos equipos están en la final, empezaron 40 equipos desde la previa. Los dos equipos podíamos ganar, lo hemos logrado nosotros. Quiero felicitar a Banvit por su temporada increíble y a Sasa Filipovski, que es un gran entrenador. Ha conseguido la Copa de Turquía y han llegado a esta final”.

Desde el principio

“Los jugadores han creído desde el principio en este sueño, en nuestras opciones. En Zagreb, en el Drazen Petrovic les dije a mis jugadores que estábamos en esta competición para tratar de ganarla. Asumieron el reto y lo hemos conseguido, estamos felices”.

Claves de la final

“Hemos hecho una magnífica defensa. No había visto la estadística hasta ahora pero Orelik y Theodore han hecho solo 11 canastas de 34 intentos en total, chapeau para los jugadores. Banvit es un gran equipo. Compiten hasta la extenuación y compiten por encima de su condición física. Vuelven siempre al partido y juega muy bien los finales de posesión. Es un equipo excelente, bien trabajado y estamos contentos. La atmósfera ha sido increíble, hemos ganado desde la defensa paro hemos anotado 12 triples. El partido ha ido según al guión que queríamos, y liderando 35 minutos”.

Minutos importantes

“Esto es una final y el inicio del tercer cuarto es un momento clave del partido. Ahí empezaron a darle la vuelta al partido contra Mónaco. Quería que la gente se metiera rápido en el partido. Estuvimos tres minutos sin anotar hasta los triples de Doornekamp y de Grigonis, y después la gente y la afición se ha vuelto a meter en el partido”.