Foto: SuperBasket Canarias / @jacfotografo

Redacción (sbc) La Laguna (Tenerife)

El entrenador del Canarias, Txus Vidorreta, analizaba el choque disputado ante Obradoiro en la sala de prensa del recinto deportivo gallego.

Respecto al trabajo del equipo

“Habíamos trabajado muy bien la semana, con mucho ritmo, éramos optimistas porque nuestra racha fuera de casa es buena. Pero lo cierto es que los primeros cinco minutos han sido muy malos, ya nos pasó en Bilbao, estábamos fuera de ritmo con un parcial que indicaba que Obradoiro era muy superior a nosotros. Hemos apelado a cambiar de manera no simultánea, pero sí rápidamente, el quinteto inicial dando entrada a la segunda unidad y nos ha metido muy rápido en el partido. Con la inercia de ese trabajo al principio del segundo cuarto hemos empezado a abrir diferencias en base de que habíamos recibido 17 puntos en cinco minutos y solo hemos encajado 21 en los siguientes 15, defendiendo bien y con acierto desde la línea de tres. Hemos abierto una diferencia de diez puntos que hemos vuelto a perder en el inicio del tercer cuarto a pesar de que ya habíamos mezclado primera y segunda unidad", manifestó el técnico canarista

Sobre el Obradoiro

"Ha estado muy acertado y nosotros hemos vuelto a estar algo blandos en defensa en el inicio. Lo hemos corregido y con momentos de acierto individual y buen trabajo colectivo en defensa hemos llegado al final del partido con defensa que, aunque se iba reduciendo, hemos administrado tratando de evitar después de ver el partido de Andorra las posibilidades de que sus buenos tiradores acertaran de tres. Hemos conseguido ganar un partido igualado que podría haber ganado cualquiera de los dos equipos, pero creo que nosotros también somos justos ganadores”.

Jugadores menos habituales

“Hemos felicitado a todo el equipo, en especial a Arco, Hanley y O’Leary que en algunos partidos no han tenido muchas oportunidades de jugar y hoy nos han dado mucha energía y acierto. Han sido decisivos a la hora de meternos en el partido y ganarlo junto a White en la primer parte y sabiendo suplir las dificultades que han tenido hombres importantes para nosotros. Estoy contento, es la primera victoria que hace justicia al trabajo que hacemos entre la semana porque no ha habido tanta diferencia entre la primera y segunda unidad y eso nos va a permitir crecer”, afirmó.

El nivel de la competición

“Está claro que la liga este año ha mejorado, eso lo hablábamos Moncho y yo antes del partido. Viendo las plantillas que tienen equipos como Estudiantes o Gipuzkoa, incluso los fichajes que han hecho, ya en sí mismas eran buenas plantillas. Manresa, Fuenlabrada que el año pasado estuvieron abajo han conseguido muchos triunfos en la primera vuelta. Hay más nivel que en los años precedente, siempre hay un nivel alto pero este año es más alto".

Balance personal

Quiero mirar hacia delante y pensar que tanto Obradoiro como nosotros tenemos plantilla y calidad para no pasar apuros. En este momento tenemos una ventaja importante que nos permite no sentir el aliento de nadie por detrás. Esa es la sensación con la que afronto lo que queda hasta final de temporada. Cogí el equipo 0-5 y ahora estamos 6-10 que creo que es un buen balance”.

La identidad del juego canarista

“Yo creo que el equipo siempre está trabajando con buen tono pero nos faltaba algo más de empuje en todos los aspectos del juego en momentos difíciles. En casa lo estábamos consiguiendo pero fuera de casa no. El Canarias que yo recuerdo es siempre duro, sólido, que pelea cada bola, te hablo de los años 80. Hoy creo que lo hemos peleado y además ha habido arranques de rabia. Blago (Sekulic) ha tenido ese arranque de mala leche que aunque sea reprochable es lo que debe tener un líder. Todos los que han estado en pista han aportado para ganar en una pista complicada. Hay que recordar que aquí solo han ganado tres equipos este año y nosotros hemos sido uno de ellos”, concluyó.