• El conjunto lagunero no pudo con el líder, Real Madrid, liderado por Facundo Campazzo.
  • Los madridistas cierran su herida, tres partidos consecutivos perdidos, a costa de un Canarias con varias ausencias.
___________
José Luis Hernández / @JoseLuisHdezT7
Fotos: ACB Photos
11 de febrero de 2018

LA LAGUNA (TENERIFE) - El Real Madrid se impuso (89-76) al Canarias en partido correspondiente a la vigésima jornada de la Liga Endesa, en la que Facundo Campazzo lideró a los blancos que dejaron atrás una racha de tres derrotas entre Euroliga y Liga Endesa en un partido marcado por las ausencias y la Copa del Rey de Gran Canaria que se celebrará, si la alargada sombra de la huelga de jugadores lo permite.

Salió enchufado el equipo lagunero. La amenaza aurinegra se traducía en el gran acierto de los canaristas desde la línea de tres puntos. Anotaron cinco de los seis primeros que lanzó (7 de 10 al descanso), lo que le dio ventaja en el primer cuarto (18-21), con Javier Beirán en 3 de 3. El Canarias presentaba su candidatura para tumbar a los merengues, sin embargo, los de Lazo forzaron pronto a los laguneros a retirarla. Su intensidad defensiva en el segundo cuarto sorprendió a los tinerfeños por completo. Una defensa zonal bastante combativa con Campazzo, Carroll, Causeur, Maciulis y Reyes en cancha impidió al equipo de Aguere leerla y tratar de atacarla.

El "rebumbio" ofensivo de los aurinegros fue de tal calibre que duró más de seis minutos, los que tardó el Canarias en meter su primer punto del periodo. Un parcial de 12-0 fue el impulso definitivo para que el Real volviera a la senda del triunfo. El partido quedaba sentenciado. Rudy y Thompkins lo vieron desde la primera fila. Como Fran Vázquez, Richotti y Akognon, desde Tenerife, y Vasileiadis desde el banquillo, mientras que Rodrigo San Miguel, una vez más acabó tocado.

No fue hasta los últimos tres minutos del cuarto cuando el conjunto de La Laguna recuperó el rumbo para llegar siete abajo a la pausa (43-34). Tras el receso, el Real Madrid impuso su mejor versión. Campazzo lideró a los suyos pero enfrente ya no tenían una oposición consistente, tan solo jugadores intentado hacer la guerra por su cuenta. El Canarias parecía intentarlo pero tan solo era un espejismo, sin continuidad, situación que aprovecharon los locales para irse veinte puntos arriba en el electrónico (81-61), aunque los aurinegros tiraron de orgullo sin bajar los brazos.

El Madrid se relajó y dio opción a un parcial de 4-13 para los canaristas, con varias acciones de Tobias Borg, por fin metió sus primeros puntos como aurinegro, Ferran Bassas y Tim Abromaitis, lo que obligó a Pablo Laso a pedir tiempo muerto (85-74) y aplacar la insurrección aurinegra. Desde ese momento hasta el final del partido, intercambio de canastas hasta el 89-76 definitivo.

Pinchar aquí para ver las estadísticas