Foto: SuperBasket Canarias / AC Maier Photo

José Luis Hernández (sbc) Enviado especial a Bilbao

El entrenador canarista, Txus Vidorreta, compareció en la sala de prensa del Bilbao Arena exultante por la victoria de su equipo. Contento con el desenlace del encuentro para los intereses laguneros, reconoció que tuvo la sensación de que no se iba a ganar el partido.

Valoración del encuentro

"Ha sido un partido raro, hemos empezado muy mal con muchas pérdidas y se nos han ido por 13 puntos. Empezando a rotar hemos reaccionado bien y a partir de ahí hemos controlado relativamente bien el ritmo del partido, en el tercer cuarto estuvimos a trancas y barrancas, atrás correctos pero delante no había manera de anotar. La sensación era de que no íbamos a ganar a pesar de estar a 5 puntos. Si no pones corazón no ganas partidos y el equipo pegó un pequeño cambio, desde ese momento, con el cambio de defensa nos dio buenos resultados. Hemos tenido la suerte de que Davin White ha estado acertado, era la única forma de conseguir el triunfo y lo conseguimos de forma meritoria, que sirve para cambiar la tendencia".

Claves para la victoria

"Fallábamos de 3, de dos, debajo del aro,encontrábamos alguna conexión pero los dos triples de Javi han sido los que le han dado la confianza al equipo. Tal y como estaban los jugadores tenía claro que quien podía terminar de meternos en el partido era Davin. Es curioso, llevamos 3 de 4 victorias fuera y el año pasado solo gané 1 partido a domicilio en toda la temporada. Teníamos dudas porque se nos habían ido partidos así, la clasificación se ajusta más, contra Valencia no pudimos llegar pero los tuvimos ahí. La victoria es muy importante, porque entrábamos en 4 derrotas seguidas y ahora viene el Barcelona".

Último tiempo muerto canarista

"He estado serio en el tiempo muerto, pero es cosa de los jugadores, tomamos un par de decisiones a nivel táctico defensivo que nos han ido bien. Pero tiene mucho que ver la mentalidad, nos ha temblado el pulso muchas veces esta temporada".

Regreso a su ciudad y a su equipo

"El público de Miribilla siempre me trata de forma fantástica, son partidos de mucho ambiente, de recuerdos, muy igualados".