Vidorreta junto a Hernández, presidente aurinegro
                    Vidorreta junto a Hernández, presidente aurinegro

 

Fotos: SuperBasket Canarias / Javier Fernández

José Luis Hernández (sbc) La Laguna (Tenerife)

Seguro de sí mismo, alegre, convencido y agradecido por formar parte del Club Baloncesto Canarias. Así se presentó este mediodía el técnico vasco Txus Vidorreta, en su presentación oficial como nuevo entrenador jefe del conjunto lagunero, en un acto celebrado en la sala de prensa del pabellón de Tenerife Santiago Martín.

Un club muy vivo 

El nuevo responsable del banquillo canarista confesó haberse encontrado con "un club y un equipo muy vivos" y expresó su total convicción en salir adelante, tan pronto "podamos reconstruir el equipo y llegue la primera victoria".

 Respecto a la plantilla

"La plantilla me gusta mucho", confesó. "Me sigue gustando en ausencia de Xavi Rey", dijo Vidorreta en alusión a la confirmación ya de la marcha del pívot catalán, tras hacer efectiva su cláusula de salida. "Lógicamente, la tenemos que reforzar  y tenemos que recuperar a Blagota Sekulic y a Saúl Blanco, pero me gusta mucho este equipo. Me ha gustado mucho ver trabajar, y hacerlo tan bien, a todos los técnicos del equipo. Han dado, no uno, sino varios pasos adelante", dijo.

"Igual que el equipo que el domingo", añadió, "que dio un paso al frente importante a nivel de corazón, de competitividad y de implicación. Ha sido un vaivén de situaciones las vividas durante los últimos días, en las que predominan las cosas buenas y con ésas me quedo", sentenció.

IMG-20151109-WA0043

Su regreso a las islas 

 "Estoy muy a gusto aquí", afirmó. "Casi es como una vuelta a casa, estoy con mucha energía, con mucha fuerza y con la sensación de que las decisiones que hemos tomado hasta ahora, las que dependen de nosotros, han sido las adecuadas" puntualizó.

Incidiendo en la situación del equipo

"Yo creo que el equipo está muy bien de ánimos", indicó. "He visto un gran entreno el viernes y lo vi competir fenomenal el domingo. El equipo está anímicamente muy bien, un poco tocado a nivel individual por la salida de Alejandro, pero no a nivel colectivo. Lógicamente, a título particular, los jugadores sienten la marcha de Alejandro, una persona que ha sido santo y seña del club y que va a seguir siéndolo".

"El problema del equipo", explicó, "es físico, pero no de preparación, sino de salud. Con esas eventualidades, además hay que darle forma a un equipo en el que han habido más novedades de las que tuvo históricamente. Necesitamos reconstruir la plantilla, tarea que ya me ha tocado hacer en otras ocasiones, pero veo un club y un equipo muy vivos", insistió.

Confianza total en sus jugadores 

"Estoy convencido de que hay mimbres suficientes para salir. Cuando llegué a Alicante hace cinco años, en una situación clasificatoria similar, me encontré un equipo roto y éste es un equipo con muchos activos y muy vivo. Nos va a costar arrancar, pero una vez que arranquemos, vamos a poder coger un buen ritmo de competición. Lo importante es sumar pronto la primera victoria y por qué no el domingo" afirmó.

 La aportación de Petit Niang

"Me gustó desde el viernes. La decisión de Marco de sacarlo de titular me pareció valiente y acertada. El chaval ha demostrado que podemos tirar de él. Como todos los jóvenes está en proceso de maduración, así que tenemos que dejarle tranquilo, darle un par de meses para ver si esto se confirma, pero contamos con él para los entrenamientos y, en la situación actual, para el próximo partido".

La enfermería aurinegra

Vidorreta confirmó que Saúl Blanco ha adelantado los plazos de recuperación de su lesión en el antebrazo, pero anda aún pendiente de unas molestias en la pierna, por su inactividad. "Hay que ser pacientes y esperar a que afine su puesta a punto, pero nos ayudará mucho, sin duda", dijo. Txus se refirió igualmente al estado de Blagota Sekulic, actualmente inmerso en la recuperación de su ruptura en el gemelo. "Si por él fuera, hubiera jugado desde hace diez días, pero hay que esperar a ver si la rotura está del todo cerrada. Sería nuestro primer refuerzo importante", comentó.

 Derbi Canarias-Gran Canaria 

" De ánimos estamos bien, pero estaremos mejor cuando ganemos. Prefiero debutar contra un equipo como el Granca que ante un rival que esté igual que nosotros a nivel clasificatorio, con cero o una victoria".

La huída de Xavi Rey

"Para mí", comentó, "ha sido una gran sorpresa, porque me consta que tiene buen concepto de mí. Hablé con él y me dijo que necesitaba un cambio de aires y no era por ningún tipo de problema, ni conmigo ni con el club. No puedo hacer otra cosa que intentar que el que venga quiera estar en el equipo, en el club y en la Isla y, sin duda, como va a querer todo eso, nos va a dar mejor rendimiento".

 Alejandro Martínez y la afición canarista

"A mí me gustaba mucho venir a jugar al Ríos Tejera. Me encanta la Peña San Benito, la afición del Canarias. Estoy muy feliz de estar aquí". "He hablado con Alejandro dos veces. Le vi bien, tranquilo, sereno. Solo puedo tener palabras de agradecimientos con él, porque el mismo viernes estaba para recibirme. Va a ser uno más entre nosotros cuando vuelva".

Filosofía , seriedad y estilo

Precisamente la cercanía con Alejandro, así como con Aniano Cabrera y Félix Hernández, ha facilitado mucho su fichaje. "Conoces a las personas, su filosofía, su seriedad, la estabilidad, el gran paso que han dado a lo largo de todos estos años con pasos pequeños pero firmes, así que indudablemente todo eso ayuda para bien", explicó.

La impronta de Vidorreta

Vidorreta habló de intentar aprovechar todas las virtudes del grupo y darle al proyecto un toque personal con el paso del tiempo. "He visto muchas cosas buenas y vamos a intentar mantenerlas. Hay un estilo alegre que siempre caracterizó a este club; y a nivel defensivo, el domingo ya vimos que es un equipo también sólido. Tres de los cinco partidos los hemos perdido por dos puntos y otro en la prórroga. Este equipo compite bien. Más que el estilo ahora lo que prima es obtener la primera victoria lo antes posible, sin prisa pero sin pausa", concluyó.