• En el mundo del baloncesto hay vida más allá de las grandes ligas. No sólo la NBA, la Liga Endesa o la Basketball Champions League, en el caso del Canarias, acaparan titulares.
  • El baloncesto es un deporte que se juega en la calle. Y para ello, SuperBasket Canarias se trasladó a una de las zonas más famosas de la capital francesa, para sorprenderse también de día en Pigalle con la que es sin duda la cancha más colorida del mundo.
  • La singular pista multicolor está embutida entre dos bloques de apartamentos en la Rue Duperré, en el distrito 9 de París, como si se tratase de un refugio de la esencia del baloncesto callejero.

_________

José Luis Hernández / @JoseLuisHdezT7
Fotos: SuperBasket Canarias
22 de noviembre de 2017
Imagen actual de la cancha de la Rue de Duperrè / Fotos: SuperBasket Canarias
Imagen actual de la cancha de la Rue de Duperrè / Fotos: SuperBasket Canarias

LA LAGUNA (TENERIFE) - ¿Cuál es la importancia del deporte, concretamente del baloncesto, en el mundo del arte y la estética? Según la marca de moda Pigalle y el estudio ill Studio, "desde el legado de la antigüedad griega y romana, el deporte se representa como una idea dominante dentro de la belleza de una época". Esta es la razón por la que decidieron darle vida a esta pista de baloncesto que parece un espacio ficticio pero que es real y se encuentra en París. Hasta allí se desplazó SuperBasket Canarias.

Con una vibrante paleta de colores, azules, rosas y naranjas, transformaron esta cancha callejera, común y corriente, en un homenaje al modernismo en su pasado, presente y futuro. Una obra ubicada en la Rue Duperré, una calle de París como cantaría el dúo vasco Duncan Dhu, entre los edificios grises del barrio del mismo nombre, Duperré, en el distrito 9 de la ciudad de la luz y del amor, que tiene como principal objetivo expresar el valor artístico y cultural del baloncesto.

Imagen original de la pista. Año 2009 / Fotos: SuperBasket Canarias
Imagen original de la pista. Año 2009 / Fotos: SuperBasket Canarias

Alguien decidió hace tiempo que aquel espacio podría aprovecharse como cancha de baloncesto y, desde entonces, no han faltado jugadores aficionados, encarando y defendiendo sus canastas. Stéphane Ashpool es uno de ellos. El fundador de la firma de moda Pigalle es un fanático del baloncesto y en su tiempo libre entrena a niños en este pintoresco y multicolor lugar.

Así se veía la cancha en 2014 / Fotos: SuperBasket Canarias
Así se veía la cancha en 2014 / Fotos: SuperBasket Canarias

Un poco de historia

Fue en el año 2009 cuando Ashpool pensó que a la pista no le vendría mal un lavado de cara. En aquella ocasión contó con la colaboración de la firma deportiva Nike para llevar a cabo su idea. Cinco años más tarde, ambas firmas buscarían la colaboración de Ill-Studio para volver a renovar el aspecto de las instalaciones. Esta vez, Ashpool tenía una razón de peso por la que la nueva imagen de la cancha estuviera a la altura: celebrar la apertura de la tienda de su nueva enseña, Pigalle Basketball, situada justo en frente.

El autor de este reportaje, José Luis Hernández, posa delante de la tienda Pigalle Basketball, justo en frente de la cancha / Fotos: SuperBasket Canarias
El autor de este reportaje, José Luis Hernández, posa delante de la tienda Pigalle Basketball/Fotos: SuperBasket Canarias

En aquella ocasión, los diseñadores del estudio parisino tomaron como referencia a los deportistas inmortalizados por Kazimir Malévich en los años 30 del siglo pasado. De las figuras, que el artista ruso creó cuando ya encaraba su etapa postsuprematista, les cautivó su disposición pero sobre todo sus potentes colores. Blanco, rojo, azul y amarillo distribuidos por la cancha en panales de etileno-propileno-dieno (EPDM) de formas geométricas serían la base del proyecto.

Nuevo diseño

Hace unos meses, el equipo de Ill-Studio volvía a pisar la cancha junto con Ashpool. Tenían en mente una nueva remodelación. Aquellos colores primarios serían sustituidos ahora por nuevas tonalidades de rosa, morado o naranja, degradados en algunos puntos. El tabique que servía de cierre de la instalación fue sustituido por una malla metálica de color azul para que cualquiera que pase por la zona pueda echar un ojo a lo que ocurre sobre la pista. O simplemente deleitarse con sus nuevos colores y formas.

Vista aérea de la cancha / Fotos: SuperBasket Canarias
Vista aérea de la cancha / Fotos: SuperBasket Canarias

El diseño siempre ha estado muy presente en el baloncesto y, desde SuperBasket Canarias lo celebramos y promovemos. "Nuestro objetivo es establecer paralelismos visuales entre pasado, presente y futuro. Hemos creado por tanto un homenaje que podría empezar en el Movimiento Moderno, pasar por las vanguardias de inicios del siglo XX y trasladarnos a la era Open Source que vivimos hoy en día”, y que se ve reflejada en la curiosa similitud en el degradado de colores del logo de la red social Instagram, nos afirman desde ill Studio parisino.

"Sin olvidarnos claro de nuestra interpretación de la futura estética del baloncesto, y del deporte en general”, nos explican Thomas SubrevilleLeonard Vernhet y su equipo. La cancha permite partidos 3×3 y 5×5, mates, bandejas espectaculares… Qué curioso resulta pensar que cuando el canadiense James Naismith ideó este deporte en 1891, sólo pensó en dos cestos de melocotones… Las cosas cambian, mucho, para mejor. Al fin y al cabo, para eso sirve el diseño y los colores.

Pincha sobre la imagen y disfruta de toda la Galería Fotográfica. 

PIGALLE BASKETBALL. PARÍS