Fotos: ACB Photo

José Luis Hernández (sbc) La Laguna (Tenerife)

Siempre se ha dicho que los pequeños detalles son los que hacen grandes a las personas, a las entidades. Una verdad tan grande como nuestro Teide. Pero a los que mandan, transitoriamente, en el club aurinegro, parece que les importa muy poco o nada tener detalles con las personas que han hecho historia defendiendo la camiseta amarilla y negra, como sus jugadores veteranos.

El último ejemplo, hay más, de lo que decimos, es el nuevo equipaje del conjunto de ex jugadores del club lagunero. Resulta poco ético que unos baloncestistas, profesionales, que dieron sus mejores años deportivos a nuestros colores tengan que pagar 30 euros por el uniforme de juego. ¿Cómo es posible que una sociedad anónima deportiva con un superávit de 317.147,58 euros le cobre a sus ex jugadores el uniforme de juego con el que van a representar al club? Incomprensible.

Si profundizamos un poco más, el hecho es aún más lamentable. Los veteranos aurinegros han pagado 30 euros por un equipaje, camisilla y pantalón de juego, personalizado con su nombre pero de idéntico diseño al que luce el primer equipo, es decir, con la combinación cromática negra y amarilla, aunque esto último podría entrar en el capítulo de lo anecdótico. Lo curioso es que la equipación luce toda la publicidad del equipo ACB, amén del logo de la Liga Endesa.

¿Por qué el equipo de veteranos, previo pago, tiene que lucir la publicidad del primer equipo? ¿Por qué estos jugadores tienen que ceder su imagen de forma gratuita a unas firmas comerciales que nada tienen que ver con ellos? Si los equipajes fueran gratuitos se podría entender como contrapartida pero no es el caso.

Seguro que el Consejo de Administración del Cantera Base 1939 Canarias, el mismo que es incapaz de añadir el nombre del club, Canarias, a la denominación comercial del primer equipo, tiene las respuestas, pero lo que ha ocurrido con los veteranos es una muestra más de la falta de tacto de estos dirigentes.