• Dejar al campeón de la Basketball Champions League fuera de la próxima edición de la SuperCopa Endesa es un error mayúsculo, injusto y cruel.
  • La excelente temporada aurinegra, rubricada con la consecución de un entorchado europeo, no debería quedar sin el epígrafe de una participación en la Supercopa por unos criterios caprichosos, interesados y obsoletos.

Fotos: ACB Photo. José Luis Hernández (sbc) La Laguna (Tenerife).

La próxima edición de la SuperCopa ya tiene a sus cuatro equipos confirmados: Gran Canaria, Real Madrid, Unicaja de Málaga y Valencia. Hasta ahí podría ser todo normal si no tuviera en cuenta al Canarias, claro. Pero a mí me duele mi equipo, el conjunto revelación de la Liga Endesa, el que fue líder durante varias jornadas, el que se ganó a pulso el reconocimiento de toda Europa quedando campeón de la Basketball Champions League, el que metió el miedo en el cuerpo a más de uno, el que ha ganado a los grandes de la Liga, en definitiva, el equipo que ha hecho una temporada magnífica y se ha ganado el calificativo de superlativo.

Si ustedes, estimados lectores, repasan los criterios de clasificación para la SuperCopa Endesa se darán cuenta de un detalle. Ningún club ACB que participe en la BCL, máxima competición de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), tiene derecho a participar en la cita que inaugura la temporada... ¡ni quedando campeón!

Ya sabemos que la Liga ACB va de la mano de la Euroliga, pero que, por ejemplo, participe el Unicaja de Málaga por ser campeón de la Eurocup (segunda competición europea de la Euroliga) y el Canarias no pueda hacerlo siendo campeón de la BCL (primera competición europea de la FIBA) es un error mayúsculo, injusto y cruel. Ningún principio en vigor abre la puerta a la participación del campeón continental de la Liga de Campeones de Baloncesto en la SuperCopa. ¿Por qué? El Canarias es un club ACB como el que más, con los mismos derechos, con las mismas obligaciones y además las cumple a rajatabla. ¿Dónde está el problema?

Vamos a hacer un ejercicio de basket-ficción, que va a convertirse en realidad, de hecho ya lo es según los criterios vigentes: El Real Madrid, actual campeón de la Copa del Rey y, por lo tanto, como tal ya clasificado, se proclama campeón de la Liga Endesa 2016-17. Automáticamente, Valencia Basket accederá a la SuperCopa con el mérito de ser subcampeón de la Liga. ¿Por qué un subcampeón, Valencia, debe pasar por delante de un campeón, Canarias, en la SuperCopa?

¿Se puede permitir el baloncesto del estado español dejar fuera a uno de sus dos únicos campeones continentales de la temporada? Son preguntas que para mi tienen una respuesta muy rápida y sencilla: No, y más si es el Canarias de mis amores.

Creo que en la próxima edición de la SuperCopa de España deberían estar presentes nuestros hermanos, los actuales campeones del torneo y anfitriones, Gran Canaria, Real Madrid como campeón de la Copa del Rey y, probablemente de la Liga Endesa, Unicaja de Málaga como campeón de la Eurocup y el Canarias como campeón de la BasketBall Champions League.

Me viene a la cabeza el recuerdo de la temporada 1986-87, cuando, tras acabar sextos en la Liga, la propia ACB nos apartó de la participación en la Copa Korac en beneficio de un, por entonces, TDK Manresa con mucho poder específico. Curiosamente, en la siguiente temporada volvimos a ocupar la misma plaza pero ya no pudieron dejarnos fuera y competimos en Europa. Ya sé que no tiene nada que ver una cosa con la otra, o tal vez si, pero volviendo a lo que nos ocupa ahora, si se busca el espectáculo y un torneo de campeones el Canarias debería estar en la próxima edición de la Supercopa, aunque para eso, este ejercicio de basket ficción con criterios injustos, debería convertirse en otro de basket realidad.