Fotos: Cedidas

José Luis Hernández (sbc) La Laguna (Tenerife)

Michael Edward Harper ( Chicago, Illinois, 09/12/1957), ha pasado a la historia del Club Baloncesto Canarias como uno de los mejores americanos que ha vestido la camiseta aurinegra. Harper, retirado desde la temporada 1987-88, jugó en el puesto de pívot gracias a sus 2.08 metros. Desgarbado, efectivo y espectacular, hizo las delicias de los aficionados a la Liga ACB, especialmente los canaristas, formando pareja con el mítico Eddie Phillips. Ahora,  al frente  de la Fundación Grassharper, atiende la llamada de SuperBasket Canarias desde Portland, Oregón.

Fantastic!

Esa fue su expresión al comprobar que le estábamos llamando desde Tenerife. Enormemente emocionado y sorprendido no dudó en afirmar que " espero regresar a Tenerife con toda mi familia algún día. Vivir allí fue una buena experiencia para mí", dice el excanarista, que no repara en elogios hacia la isla: " Tenerife es un lugar magnífico para vivir. Los dos años que estuve allí me marcaron para siempre", afirma.

Mike Harper

Vinculado al baloncesto

El espigado pívot es ahora entrenador asistente en Lewis and Clark College, como anteriormente lo fue en la Portland University. Orgulloso cuenta que "esta temporada lo estamos haciendo muy bien y estamos en puestos para disputar el Playoff. Han sido nuestras dos mejores temporadas", declara.

Su etapa en el Canarias

"Me hubiese gustado jugar más temporadas en el Canarias", manifiesta Harper, que precisamente se retiró del baloncesto activo después de su despido, junto al de Phillips, en la campaña 1987-88. " Es el mejor equipo en el que he jugado. Éramos  como una gran familia. Las mujeres de los otros compañeros eran muy amigas de mi mujer", recuerda con nostalgia Mike Harper,

"La comida en Canarias era excelente.  Mi mujer y yo disfrutamos mucho allí. Nos mantenemos en contacto con algunas familias de las que nos hicimos amigos en aquel entonces. Me gustaría volver y poder presenciar algunos partidos del Canarias", confiesa el norteamericano, que salvo con Juan Méndez, no mantiene contacto con ningún otro jugador de su etapa como aurinegro.

cajacanarias

Eddie Phillips

Fue su amigo y su mejor aliado dentro y fuera de la pista, pero lo cierto es que desde que fueron despedidos por el conjunto lagunero tras una serie de incidentes, con tiros incluidos por parte de Phillips, su relación de amistad acabó. "Hace muchos años supe algo de él pero después ya no tuve ningún contacto más", reconoce Harper a SuperBasket Canarias.

Los Canarias-Real Madrid

Harper, que promedió casi 20 puntos y 10 rebotes por partido como jugador lagunero, rememora los enfrentamientos entre aurinegros y blancos: "El Real Madrid era el mejor equipo de la Liga ACB. Tenía unos excelentes jugadores, pero nosotros también teníamos un buen equipo y trabajábamos muy duro para plantarles cara. A Eddie le encantaba jugar contra ellos y yo, realmente, trabajaba mucho, cuando competíamos contra el Real Madrid, aunque nunca conseguimos ganarles en aquellos años", dice.

923095_571592169539485_1650628206_n

Mensaje para la fiebre amarilla

"El Canarias tiene los mejores fans del mundo", afirma con rotundidad. "Lo recuerdo muy bien. Ellos son unos campeones y lo serán siempre", afirma un emocionado Harper. "Siempre nos apoyaban y el pabellón se convertía en una fiesta cada vez que disputábamos un partido en casa", añade.

Hombre con vocación social

No solo de baloncesto vive Mike Harper. Dirige una organización no gubernamental, Grassharper Foundation, que realiza distintas tareas de beneficiencia. Es algo que le satisface y que hace en beneficio de su comunidad. Padre de tres niños, el primero de ellos nacido en Francia mientras jugaba en el Olimpique Antibes, el ex aurinegro dirige todos sus esfuerzos para lograr una sociedad más justa.

580087_463890926976277_721118630_n