Fotos: Cedidas / Mark Peterson y Archivo SuperBasket Canarias

José Luis Hernández (sbc) La Laguna (Tenerife)

A Mark Peterson le tocó bailar con la más fea a finales de la temporada 1990-91. Llegó al Cajacanarias para sustituir a Ken Jhonson, un jugador de similares características físicas a las suyas, pero no se consiguió la permanencia y el Canarias bajó a lo más profundo del infierno baloncestístico, hasta que hace tres campañas regresó a la Liga ACB. Veinticuatro años después, Peterson rememora para SUPERBASKET CANARIAS, su corta pero intensa experiencia como aurinegro.

“En el otoño de 1990 yo estaba de gira por España con un combinado de jugadores americanos. Jugamos contra muchos equipos, pero al final de la gira tuvimos un muy buen partido frente al F. C. Barcelona de Audie Norris. Después de ese partido, un representante del Obradoiro me invitó a viajar a Santiago de Compostela con la esperanza de que el conjunto gallego iba a ganar su batalla legal y yo jugaría, esa temporada, en el Obradoiro. Pero lo cierto es que no la ganaron y yo regresé a Estados Unidos para jugar en Omaha, un equipo de la CBA” cuenta, a sus 49 años desde New Jersey.

En la actualidad, Mark Peterson trabaja para la Universidad de Rutgers, centro académico dónde jugó y estudió, y en el que desempeña la función de asesor académico para los atletas universitarios: “Me aseguro de que tomen los cursos y el camino correcto para que puedan graduarse” asegura Mark, que se muestra encantado con esta entrevista para la que ha dado todo tipo de facilidades.

Mark Peterson y sus hijas

Pregunta: ¿Cómo fue su primer contacto para jugar en el Cajacanarias?

Respuesta: “Había jugado varios partidos muy buenos contra equipos de la CBA entrenados por George Karl y el me aconsejó que fuese a jugar a España y al Cajacanarias, aunque quién cerró mi fichaje fue Pepe Cabrera”

P: ¿Qué situación deportiva encontró al llegar a Tenerife?

R:”Conocía bien a Ken Jhonson, había jugado varias veces contra él en la CBA pero si hubiese sabido que iba a sustituirlo, probablemente no hubiese ido. Éramos jugadores de características similares y si con él no eran capaces de mantener el equipo a flote, lo más probable era que conmigo tampoco pudieran” tal y como luego sucedió. “Ray Smith era un anotador y quizá el equipo necesitaba a otro jugador anotador. Creo que por eso sus dos temporadas más exitosas fueron con Mike Smith (Maristas de Málaga).

Mark Peterson

Mark Peterson (Captura de imagen. TVE)

P: Usted jugó once partidos con el Canarias, promediando 11 puntos y 8,9 rebotes por partido pero muchas personas vieron en usted al culpable del descenso: ¿Qué les diría a los aficionados que aún piensan así?

R:” A eso me refería antes. Ken Johnson y yo no éramos el tipo de jugador que necesitaba el equipo para jugar junto a Ray. Le di el cien por cien de mi juego durante cada segundo que estuve sobre la cancha. Yo estaba orgulloso de llevar el uniforme del CajaCanarias y me hubiera encantado jugar allí durante años.

P: Hablando de Ray Smith, ¿qué opinión le merecía su compañero norteamericano?

R:” No tengo nada malo que decir de Ray, era un anotador y ese era su trabajo. Él no era el tipo de anotador que hacía subir el nivel de los compañeros que le rodeaban. Como jugador de equipo, dependes de otros que también se involucren. Yo fui uno de los reboteadores ofensivos líderes en la liga durante el tiempo que estuve allí y fue, en ese aspecto, donde tuve mayores oportunidades de ayudar al equipo”.

P: ¿Qué recuerdos guarda de La Laguna y de Tenerife?

R:” Recuerdo haber conocido grandes personas allí y la comida... ¡maravillosa!. Una vez, un amigo me llevó a dar la vuelta a la isla y me llevó a un restaurante especializado en pescados. Lo llevó directamente desde el barco y lo preparó de la forma que yo quise... Tampoco olvidaré cuando subí a la cima del Teide, el lugar más hermoso que haya visto jamás”.

P: El Canarias regresó a la ACB 21 años después de aquella fatídica temporada, ¿Qué mensaje le gustaría enviar a los seguidores canaristas?

R:”Les envío mucho amor. Ojalá el desenlace en 1991 hubiese sido otro pero lo intenté con todas mis fuerzas. Los aficionados aurinegros se merecen un gran equipo”

Han pasado más de dos décadas pero Mark Peterson no quiere dejar pasar la oportunidad que le brinda SUPERBASKET CANARIAS, para enviar un último mensaje de agradecimiento: “no quiero dejar de saludar a la familia de Aidee, la ex esposa de Ray Smith. Nunca olvidaré lo bien que me trataron mientras estuve en Tenerife”, reitera Peterson, un norteamericano que también tiene su sitio en la historia del Club Baloncesto Canarias.

Peterson junto a Pedro Ramos

Mark Peterson junto a Pedro Ramos (Captura de imagen. TVE)