Las lágrimas de Levi

Foto: SuperBasket Canarias / @jacfotografo

José Luis Hernández (sbc) La Laguna (Tenerife) Levi Rost ha jugado hoy su último partido, en casa, con la camiseta aurinegra del Canarias, salvo que el propio Canarias y las matemáticas, metan al conjunto lagunero en el playoff por el título.

Siete temporadas vistiendo la elástica aurinegra dan para mucho y, además, bueno. Levi, al igual que Jakim, con el que formó un tandem histórico, siempre permanecerá en el corazón de todos aquellos seguidores del equipo lagunero que lo vieron jugar. Su profesionalidad, implicación con el equipo, relación con los aficionados, prensa, y todo el entorno de la entidad ha sido modélica y ejemplar durante todas estas campañas.

El norteamericano quiso contribuir a lsu despedida en el día de hoy con 9 puntos, todos ellos desde más allá de la línea de 6,75. Además, atrapó 4 rebotes, dio 2 asistencias y se hizo acreedor a un 7 de valoración. Una auténtica exhibición de lucha y pundonor, una más de las muchas a las que ha acostumbrado a la sabia afición canarista, que supo reconocer su trabajo ovancionándolo y permaneciendo de pie durante muchos minutos después de haber finalizado el encuentro.

Como no podía ser de otra manera, sus compañeros lo mantearon, mientras Levi, sensiblemente emocionado y con lágrimas en los ojos, decía adiós a la que durante tanto tiempo ha sido su casa. El estadounidense aún no sabe dónde recalará la próxima temporada, solo está seguro de querer descubrir nuevas oportunidades profesionales, tal y como declaró días pasados, y espera seguir compitiendo en el viejo continente, sin descartar jugar en cualquier otro equipo del estado español.