Jaime Heras

Fotos: SuperBasket Canarias / @jacfotografo

José Luis Hernández (sbc) La Laguna (Tenerife)

Jaime Heras, eterno capitán del Canarias, completó hace algunas fechas su temporada número doce con el equipo lagunero. Pasadas varias semanas, hace balance, sincero, de su época más difícil como aurinegro. Relegado, y casi olvidado en el banquillo de Martínez, se pone a disposición de SuperBasket Canarias para hablar de pasado, presente y, especialmente, de su futuro.

Pregunta: ¿Pudo haber sido su último partido con el Canarias el disputado ante Murcia?

Respuesta: Sí, está claro que sí, que puede ser que haya sido mi último partido. Todavía no me he planteado el futuro para el año que viene, aún hay que esperar un poquito, ver que opciones hay e intentar tomar la mejor decisión.

P: ¿En función de qué puede ser el último? Imagino que no sólo hablamos de temas deportivos, también económicos.

R: Si, está claro que todo influye, hay que valorar el tema económico y también el tema anímico de jugador. Yo creo que estando otro año tan parado, sintiéndome poco útil,  me va a ser duro que tome esa decisión, así que hay que intentar esperar, ver el tema deportivo y económico e intentar tomar una decisión.

P: El haber disfrutado de tan pocas oportunidades con el Canarias durante la temporada, ¿le ha afectado psicológicamente como persona o como jugador?

R: No, realmente te afecta el tema de jugador, como jugador si te puede afectar, puedes pasar épocas duras, sobre todo que pierdas un poco de confianza e incluso dejes de creer en tu baloncesto pero siempre son pequeñas èpocas que te pueden pasar durante el año. Luego si he tenido la confianza necesaria para salir a jugar cada mes o cada dos meses, que he tenido la oportunidad,  pero es muy difícil mantenerse concentrado todo el año así.

IMG-20141207-WA0023

P: ¿En cuánto tiempo podría decantarse por una opción que le guste?

R: Ahora mismo estamos viendo el mercado pero está todo muy parado. Vamos a tener que esperar un tiempo. Estoy esperando noticias de mi agente pero sabemos que esto es largo y tenemos que tener paciencia. Ojalá sepamos algo antes de un mes, además estamos mirando también algo en el extranjero y esas ligas empiezan un poco más tarde.

P: Después de doce temporadas en La Laguna, ¿qué espera del Canarias?

R: Siempre hemos tenido muy buena relación. No sólo ha sido un trato de trabajo, no sólo ha sido lo laboral. Llevo aquí casi toda mi carrera deportiva y eso es algo que siempre se te queda dentro y va a ser difícil que me lo pueda quitar nadie. Yo esperar, espero que, realmente no sé qué espero de ellos. Sé que quieren contar conmigo, que quieren contactar conmigo para ofrecerme algo y bueno, creo que es lo mínimo, así que nada, esperar a ver que ofrecen y luego tomar una decisión.

P: Retrocediendo un poco en el tiempo, ¿cómo es el día a día de un jugador que, aunque trabaje muy bien durante la semana, sabe que apenas cuenta para el entrenador?

R: Con la edad llevas mejor esa parte. Si me hubiera tocado este papel con veinte o veintidós años hubiese sido muy difícil entenderlo, comprenderlo y llevarlo hacia delante para superarlo. Ya tengo treinta y tres años y he vivido mucho el baloncesto profesional. Te lo tomas todo como que es así. Tampoco me han engañado, ya me dijeron que ese iba a ser mi rol e intenté adaptarme lo mejor posible porque no es fácil, aunque sepas que ese va a ser tu papel, el de jugar muy poco. Hay que intentar ser duro mentalmente y tener mucho apoyo de tu casa.

16865121683_7798fa0d78_b

P: ¿Esta temporada ha sido lo peor de su carrera deportiva?

R: No, está claro que no. Es un año duro y en lo deportivo te cuesta. He tenido momentos buenos también durante la temporada, en los que podido disfrutar de jugar otra vez al baloncesto, pero bueno, ha sido una temporada dura pero no ha sido la peor. Yo creo que ha habido momentos, como pérdidas de amigos o lesiones graves, así que esta temporada no ha sido lo más duro que me ha ocurrido.

P: ¿Se ha arrepentido, en algún momento, de haberse quedado una temporada más en el Canarias?

R: No, arrepentirme no. Realmente valoras el futuro, que paso dar el siguiente año. Siempre he sido consciente de las decisiones que tomado y las he tomado al cien por cien. No miro hacia atrás pero si me sirve para saber que hacer el año que viene.

P: El Canarias está considerado como un club pagador, ¿está el Canarias al día con Jaime Heras?

R: Sí, la verdad es que sí. Este año lo han llevado muy bien. No  ha habido ningún tipo de retraso. Es uno de los clubes fiables de la categoría y esperemos que siga siendo así, que siga siendo un club pagador, que ya es casi lo raro en España que haya un club que cumpla en lo que se compromete.

P: En caso de que no siga en el Canarias, habrá sido una pena no haber tenido la oportunidad, como la tuvo Levi Rost, de despedirse de los aficionados en la pista.

R: Sí, yo creo que sí. A todos nos gusta tener algún tipo de despedida y que valoren el trabajo realizado. El Canarias quizá no lo haya hecho porque, sinceramente, igual no piensan que nos vamos a separar tan pronto. Habrá que esperar  a la situación y seguro que si dentro de un mes o dos sabemos seguro que no seguimos aquí, el Canarias hará algo.

P: Con treinta y tres años ya cumplidos, ¿cuántos años de buen baloncesto le pueden quedar?

R: Está claro que todo depende de la cabeza, de la situación en la que estés  y de cómo lleves la temporada. Todo es mental, la clave es no quemarse, no rendirte y creo que todavía me quedan tres o cuatro años en los que puedo vivir de esto, pero se irá viendo año a año.

P: ¿Contempla la posibilidad de enfrentarse al Canarias vistiendo otra camiseta?

R: No, el mercado ACB es muy difícil. Este año he entrado muy poco en la rotación y sería muy complicado entrar en un equipo de ACB fuera de aquí y la verdad es que no me veo.

P: Después de doce temporadas defendiendo la camiseta aurinegra del Canarias, ¿le queda algún sueño por cumplir con el club lagunero?

R: Casi todo se ha ido cumpliendo. De lo que he ido aspirando con el Canarias, año tras año, se han ido cumpliendo sueños y han ido apareciendo otros nuevos. Me hubiese gustado entrar en el Playoff y haber participado un poquito más en la ACB, pero desde hace doce años he ido cumpliendo mis sueños, uno a uno, y no me puedo quejar de toda mi trayectoria deportiva con este equipo.

P: El Canarias, especialmente para La Laguna, siempre ha sido algo más que un club. ¿Está el secreto del Canarias en su vestuario?

R: Si, yo creo que siempre se han montado buenos grupos aunque no todo ha sido de color de rosa todos los años. Siempre nos hemos consolidado por eso, por ser grupos muy unidos a la afición. Es difícil encontrarse aficiones que no te piten, te silben o te critiquen y eso lo tenemos aquí en Tenerife. Una afición muy cercana a nosotros y eso también nos hace ser un equipo más sólido.

P: Aparte de ser el capitán, usted es el único jugador de las islas en el equipo. ¿No echa de menos la presencia de más jugadores canarios en nuestros equipos ACB?

R: Si, pero sabemos que es muy complicado en la ACB. Con el tema de los cupos, entre europeos, extracomunitarios y ahora con pasaportes africanos, cada vez está más complicado no ya ser canario, incluso ser español en la ACB y como la ABP (Asociación de Baloncestistas Profesionales) y la ACB no controlen este tema creo que va a haber muchos problemas en el futuro. Es un fallo de la liga española y creo que deberían corregirlo y quitar eso, no sólo por la cantera canaria, incluso por la española.

P: Si tuviera que elegir una temporada, ¿con cuál se quedaría?

R: Por el grupo que teníamos, por lo que sentíamos en el Ríos Tejera y por lo que sufrimos ese año... el ascenso a la LEB Oro. Fue el año más bonito que he vivido, el mejor grupo que hemos tenido. La gente que más me ha impactado y nunca los olvidaré.

P: Parece que sus posibilidades de seguir en el Canarias son mínimas. En caso de que los aficionados no le vieran la próxima campaña defendiendo lo colores del Canarias, ¿Qué mensaje les enviaría?

R: Que sigan igual, siendo como son. Que estén a las duras y a las maduras. Que esa plantilla en algún momento de la temporada tendrá un bajón y hay que intentar estar ahí, fuertes y unidos. Faltaría más que yo no reconociera el esfuerzo que hacen, incluso en lo económico, para ayudar al club.