• El ex técnico del Canarias prueba ahora suerte como entrenador asistente en los Utah Jazz
Fotos: ACB Photo
Jueves, 8 de noviembre de 2018
ACB Photo
Katsikaris dirige al Canarias en una imagen retrospectiva/ACB Photo

LA LAGUNA - Fotis Katsikaris no quiso escuchar una posible oferta del Canarias al finalizar la temporada pasada para continuar en La Laguna. Al igual que su amigo Sergio Scariolo, tenía la mente puesta en la NBA. Despúes de haber entrenado en Canarias, antes lo había hecho en España, Rusia y Grecia, donde además dirigió al equipo nacional heleno e hizo debutar a Giannis Antetokounmpo, firmó con los Utaz Jazz y comenzó su aventura americana.

Katsikaris fichó por los de Salt Lake City como entrenador asistente y, desde el primer momento, se sintió como en casa. Trabaja a las órdenes de Quin Snyder, entrenador jefe de la franquicia, que también tiene experiencia en el baloncesto europeo. "De hecho, hay un jugada llamada 'Spanoulis', y no es la única", afirmaba Katsikaris, mientras hablaba con los medios internacionales a través de conferencia. "Hay diferentes opciones y movimientos, comenzando con uno debajo de la canasta y luego un mano a mano, algo que Olympiacos siempre ha hecho con Spanoulis. El entrenador Snyder lo ha adaptado a su filosofía", comentó el ex entrenador aurinegro.

Utah también tiene grandes talentos europeos como Rudy Gobert, Ricky Rubio e incluso el australiano Joe Ingles, que se hizo famoso en Europa antes de ir a Estados Unidos. Katsikaris, que se enfrentó a Ingles en la Liga Endesa, está impresionado por adaptación a la mejor competición del mundo: "Ingles ha causado una gran impresión. Es un alero-base, más maduro, entiende el juego, es un buen pasador y tiene una excelente química con Gobert. Aprovecha los grandes espacios de la cancha NBA para tirar", dijo Katsikaris.

Para el ex del Canarias, el cambio a la NBA es su mayor desafío hasta el momento, pese a haber entrenado en Europa durante quince años: "Cuando recibí la invitación del entrenador Snyder me di cuenta de que este era mi mayor desafío. Aparte de que mi sueño era estar en la NBA, era el momento adecuado para tomar esta decisión. Por supuesto, sentí como se cerraba un ciclo de quince años y comenzaba uno nuevo. Utilizando mi experiencia, por supuesto, pero con un rol diferente. Eso fue lo que pensé: tomar la decisión de hacer algo nuevo, rejuvenecer. Ahora veo cosas que, en teoría, sabía desde otra perspectiva y me estoy convirtiendo en mejor entrenador. Era el cambio que estaba buscando y llegó en el momento adecuado. Por supuesto, disfruto siendo parte del mejor campeonato del mundo, con los mejores entrenadores y deportistas, las mejores condiciones para trabajar, mejorar y descubrir cosas nuevas. Muchas veces, como entrenadores, pensamos que sabemos baloncesto, pero en dos meses y medio he aprendido muchísimo y estoy abierto a aprender aún más·", concluyó Katsikaris.