• El equipo tinerfeño rubricó su pase a la siguiente fase logrando el campeonato del Grupo B de la Basketball Champions League tras su clara victoria en Lituania.
___________
José Luis Hernández / @JoseLuisHdezT7
Fotos: BCL Photo
6 de febrero de 2018

LA LAGUNA (TENERIFE) - El CB Canarias, actual campeón de la BCL, selló el pase a los octavos de final de la Liga de Campeones de Baloncesto como primero del grupo B, al vencer 67-83 este martes en la cancha del Neptunas Klaipeda de Lituania, en un duelo que tuvo, por parte aurinegra a dos protagonistas principales: Mateusz Ponitka y Mike Tobey.

Los lituanos habían saldado su participación europea, hasta el momento, con un balance de cinco victorias y una derrota como local en la certamen continental, y con un rotundo balance de diez victorias y cero derrotas en la liga de su país. El equipo canarista, por su parte, ha finalizado la fase de grupos con 12 triunfos y solo dos derrotas, por delante del MHP Riesen de Alemania, que con su victoria de hoy, obligaba a los laguneros a ganar, como así fue.

No fue de la partida Rodrigo San Miguel, sigue con molestias, que se quedó en el banquillo de Katsikaris, pensando en los dos próximos compromisos aurinegros: Real Madrid en la Liga Endesa y Valencia Basket en la Copa del Rey. Además,  la squadra tinerfeña contaba con la consabida ausencia del cañonero heleno Kostas Vasileiadis.

Salió con ímpetu el Canarias. Un parcial de 0-8 en apenas dos minutos de juego y una excelente defensa, impidió anotar a los lituanos su primera canasta hasta que faltaban 7’41” para el final del primer cuarto, y con un triple del estadounidense Mike Tobey (2-13, minuto 4), con una precisión de casi el 100% por parte de los de Aguere hasta ese instante.

Volvió a anotar, esta vez de dos puntos, el pívot aurinegro (2-15, minuto 5) con un Neptunas fallando situaciones inverosímiles. Seibutis fue el autor de la segunda canasta para los locales (4-15) a falta de cuatro minutos para el final del primer periodo. El mentado Seibutis y Zelionis eran la excepción que confirmaba la regla en el tiro de los lituanos, entrando en un intercambio de canastas con cinco puntos de Sulskis  (13-22, minuto 8) antes de que debutara en la competición continental Tobias Borg, que ya dispuso de 6 minutos ante Burgos en la Liga Endesa. Con los blanquizaules mostrando otra imagen, por lo menos parecían estar más metidos en el encuentro, finalizaron los primeros diez minutos de juego (16-24).

Johnson y Zelionis  forzaron la máquina y acercaron a los suyos en el electrónico (20-26, minuto 12) y Delininkaitis continuó, con un acierto de tres puntos, la remontada lituana (23-28, minuto 13), mostrando un juego enérgico, duro, que dejó en sólo cuatro puntos en tres minutos a los laguneros. Ponitka, otra vez Ponitka, forzó un dos más uno (23-31), pero el debutante Borg cometía su tercera falta personal en apenas unos minutos, metiendo al Canarias en bonus.

Los de Katsikaris habían aguantado en sus peores minutos, en un cuarto con muchos parones, hasta se llegaron a pitar tres faltas personales en otros tantos ataques consecutivos... El quinto punto en el haber de Ferran Bassas, volvió a situar a los aurinegros con una diferencia de diez puntos (23-33, minuto 16), mientras los lituanos cometían su tercera falta en ataque, también de manera consecutiva.

El estadounidense Davin "Globetrotter" White, con tres tiros libres volvió a establecer la máxima diferencia en el marcador (23-36, minuto 17), firmando un parcial de 0-8 para los de la Ciudad Universitaria. Neptunas, tras una técnica a Bassas, se acercó de nuevo (30-36, minuto 18), y dos triples, Fields y Zelionis, obligaban a Katsikaris a solicitar tiempo muerto (36-37, minuto 19).

Mateusz Ponitka, lejos de intentar anotar bajo la canasta, se levantó desde más allá del arco de los tres puntos y anotó (36-40) para, de esa manera,  entrar en el último minuto del segundo cuarto. El internacional húngaro Rosco Allen imitó al polaco y anotó un triple sobre la bocina que le dio oxígeno a los isleños (38-43).

Tras pasar el primer minuto del tercer periodo sin que se moviera el marcador, Ponitka volvía a anotar de tres (38-46), provocando una falta antideportiva. El internacional polaco, con 19 puntos, sacó de la chistera un parcial de 0-7 para los canarios (38-50, minuto 22). El alero llegaba a los 24 puntos en su haber particular (40-57, minuto 23) para dar la máxima diferencia a los de amarillo y negro. El partido se empezaba a resquebrajar a favor de los visitantes. Ponitka y Tobey habían roto el luminoso.

El parcial tinerfeño en el ecuador del tercer período era escandaloso 2-16, con 12 puntos de Mateus Ponitka. Kisielus, Galdikas y Johnson, este último anotando dos triples, y con Ponitka y Tobey sentados en el banquillo, rubricaron un parcial de 10-0 para los lituanos (52-61, minuto 29). Katsikaris los volvió a poner en la pista para frenar a los locales, anotando una canasta Javi Beirán, sus primeros puntos en el  partido, para situar a los canarista once tantos arriba antes de afrontar el último periodo (52-63).

Los lituanos no se arrugaron y con un intercambio de canastas (56-67, minuto 31) trataron de seguir plantando cara a los aurinegros. El excelente pívot Mike Tobey cometía su tercera falta personal con 58-67 aunque lograba su punto número 15, manteniendo una dura pugna en con Sulskis, que se había ido hasta los 19 puntos.

Corrían los minutos con un intercambio de canastas, pero el Canarias dominaba el marcador y el tempo del encuentro, manteniendo una cómoda renta (62-75, minuto 35), con dos canastas seguidas de Fran "Super" Vázquez. Los canaristas dominaban ambas pinturas y Davin White y Tim Abromaitis cerraban otro parcial para los tinerfeños, esta vez de 0-7 (62-80, minuto 36), que dejó el partido visto para sentencia.

Consulte aquí las ESTADÍSTICAS del partido.