1415_IBT-RON (4)

Foto: SuperBasket Canarias / @jacfotografo

José Luis Hernández (sbc) La Laguna (Tenerife) / Agencias

El Canarias ha tenido una semana intensa, llena de acontecimientos, donde se han producido novedades importantes como el cambio de entrenador, y todo antes de un partido trascendental frente al Málaga al que intentarán sorprender para lograr el primer triunfo de la temporada.

La marcha de Alejandro Martínez del banquillo del equipo lagunero  ha puesto a Txus Vidorreta al frente del mismo, un técnico con experiencia en la competición, pero que llegó a la isla el viernes al mediodía, por lo que poco ha podido hacer. Serán sus ayudantes, Marcos Justo y Nacho Yáñez, los que tomarán el timón de la nave aurinegra en el Martín Carpena malagueño.

Pero además de este cambio, que ha sido muy duro, hay que sumarle la noticia de que Xavi Rey podría jugar su último encuentro con la camiseta aurinegra del Canarias, después de que, según publica el diario Marca, el jugador catalán llegara a un acuerdo con el Estudiantes.

Mientras, Blagota Sekulic sigue lesionado y no podrá jugar, lo mismo que Saúl Blanco, que sigue en pleno proceso de recuperación. Sin duda, situaciones que no favorecen en la concentración de una plantilla que ha de jugar en Málaga un partido difícil y con la necesidad de intentar inaugurar su casillero de victorias.

Txus Vidorreta ha trabajado principalmente en este aspecto, en que el equipo no pierda la concentración del partido en Málaga y que logren sumar ese primer triunfo. Marcos Justo y Nacho Yañez se han dedicado más al trabajo de cancha y seguir, al menos en este encuentro, la misma dinámica de juego de siempre.

Ganar en Málaga no será fácil, más aún cuando los malagueños vienen de recibir un correctivo del Bilbao Basket (88-70).

El duelo entre malagueños y tinerfeños se presenta muy abierto. Es un choque entre dos equipos "heridos" y que buscan mejorar su clasificación.

Dos victorias lleva el Málaga de cuatro partidos, mientras que el Canarias no ha conseguido ninguna, por lo que ganar en el Martín Carpena supondría dar un salto importante de autoestima y así llegar al derbi canario, el próximo sábado, con los ánimos renovados.