Foto: SuperBasket Canarias / @jacfotografo

José Luis Hernández (sbc) La Laguna (Tenerife) / Agencias

El primer equipo del Club Baloncesto Canarias afronta mañana su primer partido del año 2016, en el complicado Bilbao Arena ante el conjunto vasco, Bilbao Basket, en un partido donde los laguneros intentarán llevarse la victoria y romper la mala racha de los tres últimos resultados del año 2015.

Para el técnico aurinegro, Txus Vidorreta, será un partido especial, ya que regresa a su ciudad y a la que. casi durante una década, fue su casa.

El encuentro será muy complicado para los dos conjuntos. El coach aurinegro podrá disponer de la totalidad de su plantilla, incluido Saúl Blanco que, aunque no está aún en plenas condiciones, tendrá la posibilidad de jugar algunos minutos del partido.

El choque necesitará de los aurinegros la máxima intensidad de todo el equipo y ya no vale que solo Richotti, Beirán y Sekulic saquen el partido adelante, ahora se necesita que todos los jugadores aporten.

Así que Tim Abromaitis deberá dar un paso adelante como lo hizo en otras jornadas y también se espera ver al mejor Ian O'Leary, ese jugador que lo hizo muy bien en Gran Canaria y del que se espera mucho a lo largo de la presente campaña.

Importante será la aportación de los dos bases. Rodrigo San Miguel mantiene una línea regular en todos sus partidos pero Devin White aún no está al nivel que de él se espera. Ha hecho buenos partidos, pero le falta esa regularidad necesaria que se le exige en un equipo como el Canarias.

Ante el Bilbao Basket, los bases canaristas se encontrarán con dos expertos como el  ex jugador de Utah Jazz, Raúl López, y Hannah, por lo que será fundamental mantener ese buen nivel defensivo y ofensivo para alcanzar ese objetivo marcado.

El duelo de mañana en Miribilla será vital para los dos equipos: los locales necesitan afianzarse en la zona media alta de la clasificación y así pujar por estar en la Copa del Rey, mientras que los visitantes buscan ese triunfo que les permita empezar a salir de la zona baja de la clasificación de la Liga Endesa.