• El equipo de Katsikaris ha caído eliminado en su propio feudo tras realizar un mal encuentro ante Murcia.
___________
José Luis Hernández / @JoseLuisHdezT7
Fotos: BCL Photo

La Laguna (Tenerife), 14 de marzo de 2018 - Se acabó el sueño europeo. El Canarias, actual campeón de la Liga de Campeones de Baloncesto, dijo adiós al certamen continental tras no haber podido gestionar los cinco puntos de ventaja que trajo del partido de ida y ha caído, en su feudo, ante Murcia (72-83). Los laguneros han vuelto a mostrarse muy irregulares, jugando un mal partido y cayendo eliminados de una competición donde se habían vuelto a depositar muchas ilusiones.

El envite final comenzó con el Canarias buscando el juego interior del estadounidense Mike Tobey, mientras Murcia prefería tirar desde el perímetro por medio de Brad Oleson, dos triples consecutivos para el jugador rojillo (4-6, minuto 2). La contestación aurinegra vino de las manos de otro estadounidense, Davin White, que con cinco puntos consecutivos situó a los tinerfeños por delante en el electrónico (9-7, minuto 4).

Antelo y Oleson veían el aro aurinegro del tamaño de una piscina, por lo que mostraron tremendamente certeros en sus lanzamientos. Mientras, los aurinegros aprovechaban los espacios que dejaba Murcia para correr el contraataque y anotar desde el perímetro, caso del triple firmado por Rosco Allen (14-11, minuto 7). Mateusz Ponitka quiso ser de la partido y anotó 7 puntos en poco más de dos minutos de juego, lo que volvió a dar una pequeña renta a los de La Laguna (16-11, minuto 8).

Murcia comenzó a tener problemas. Los jugadores pimentoneros ya no encontraban los espacios que habían dejado los aurinegros en los primeros minutos del partido y, los locales, comenzaron a sumar puntos desde la línea del tiro libre. El equipo de Aguere finalizaba el primer periodo con tres puntos de ventaja (18-15), ocho arriba en la eliminatoria.

Intercambio de canastas en el inicio del segundo periodo hasta que Murcia volvió a mostrase más atinado de cara al aro, haciendo un parcial de 3-8 que les permitió volver a mandar en el marcador (21-23, minuto 12). Pronto se colocarían en bonus los jugadores de Ibon Navarro, faltaban más de seis minutos para el descanso, pero Brad Oleson, con un gran acierto desde más allá del arco de tres puntos mantenía a los suyos muy metidos en el encuentro (26-29, minuto 14).

Los murcianos ya habían anotado 19 puntos cuando faltaban más de tres minutos para llegar al tiempo de descanso y eso les permitió registrar la máxima ventaja. "Pistolero" Oleson, con 15 puntos hasta ese momento, veía complementada su aportación con las contribuciones de Lima y Antelo (30-35, minuto 17). El ambiente iba in crescendo, motivado por el resultado y por varias decisiones arbitrales. Tim Abromaitis, con un triple espectacular, hizo de bálsamo para la sufrida, en el día de hoy, parroquia aurinegra, por lo que Navarro optó por solicitar tiempo muerto y tratar de gestionar a su antojo los últimos compases del segundo periodo (33-35, minuto 18).

Un parcial de 5-0 para el Murcia, con una canasta de Álex Urtasun y otra desde medio campo, sobre la bocina, de Ovie Soko puso siete puntos arriba a los peninsulares al finalizar el segundo periodo (33-40). Las cosas no pintaban bien para el Canarias pero lo peor estaba por venir.

Ponitka, siempre Ponitka, comenzó a forzar faltas y a anotar en el inicio del tercer periodo, aunque Murcia seguía por delante (37-42, minuto 22). Ambos equipos estaban espesos en ataque, atenazados por los nervios ante la tensión de una eliminatoria con tanto en juego, y en la que el internacional Ponitka volvía a ser el referente ofensivo del equipo lagunero (39-44).

Los visitantes sólo habían anotado dos canastas en cinco minutos de juego, Oleson estaba en el banquillo, lo que aprovechó el Canarias para hacer daño en la pintura. Mike Tobey fue el bastión aurinegro, ya había capturado 3 rebotes ofensivos en el cuarto, pero el crono seguía corriendo y Murcia continuaba por delante en el marcador (41-46, minuto 26). Kloof  anotó un triple que fue contestado con una jugada de dos más uno de Davin "Globetrotter" White (44-51, minuto 29).

Murcia anotaba puntos fáciles mientras que el Canarias apenas sumaba desde la línea del tiro libre (46-56, minuto 30). Los tinerfeños entrarían en el último cuarto del partido con cinco puntos de desventaja en la eliminatoria, diez en el encuentro.

Los últimos diez minutos comenzaron con el cuadro local aumentando su nivel de intensidad defensiva, aunque continuaban romos en ataque, con solo una canasta del gallego Fran Vázquez en los dos primeros minutos de juego (48-56, minuto 32). Tim Abromaitis levantó a la Fiebre Amarilla de sus asientos con un triple pero los de rojo seguían viviendo de acciones individuales, caso de Urtasun, para no dejar de sumar y de seguir por delante en el videomarcador (51-58, minuto 33).

Cada vez que los de Katsikaris anotaban eran contestados por los de Navarro. Vitor Benite y Oleson, auténtica pesadilla para la defensa lagunera, colocaron el 53-63 en el ecuador del último periodo. Los canaristas seguían fallando, imprecisos en sus acciones, y eso les comenzaba a pasar factura. Los murcianos vieron el momento de debilidad aurinegra para no perdonar en sus ataques, logrando la máxima diferencia del partido a cuatro minutos para el final (53-67, minuto 35).

Kostas "cañonero" Vasileiadis volvía a meter al Canarias en la eliminatoria con un triple, sumado a una falta sobre Mike Tobey en el momento del lanzamiento. El intercambio de canastas posterior favoreció a los visitantes, que veían la victoria cada vez más cerca (65-77, minuto 39). La tragedia aurinegra estaba a punto de consumarse, mientras continuaba el intercambio de puntos.

Siete tantos subieron al casillero canarista y seis al pimentonero. No hubo tiempo para más (72-83). Murcia dominó todas las facetas del juego y supo remontar la ventaja que, de su pabellón, se había traído el Canarias. La Fiebre Amarilla, muy disgustada, sintió como sus sueños se rompieron en mil pedazos al ver a su equipo despedirse de la competición FIBA antes de lo previsto, mucho antes.

Ahora toca recomponerse y seguir luchando en la Liga Endesa. Después del varapalo de esta jornada, aciaga para la historia del canarismo, el conjunto que dirige Katsikaris tendrá que centrarse para intentar meterse en los Playoffs por el título de la Liga Endesa. La Basketball Champions League 2017-18 ya es historia ¡Qué pena!

Consulta las ESTADÍSTICAS del partido.