• El Canarias aceleró tarde, justo cuando Baskonia ya pensaba en el playoff de Euroliga, pero ni con esas tuvo opción a la victoria.
  • Tercera derrota consecutiva de los aurinegros, que tendrán que revertir la situación deportiva y psicológica ante Fuenlabrada para poder jugar el playoff por el título.
__________
José Luis Hernández @JoseLuisHdezT7
Fotos: ACB Photo/I. Martín

La Laguna (Tenerife), 15 de abril de 2018 - El Canarias ha sumado su tercera derrota consecutiva al caer en el Fernando Buesa Arena de Vitoria frente a Baskonia (100-94), en un partido en el que los aurinegros, de nuevo muy mal en defensa, no dieron la impresión de poderse llevar el partido, salvo en los instantes finales del mismo, cuando los locales tenían en su mente el playoff de la Euroliga.

Después de 35 minutos de dominio absoluto por parte del equipo azulgrana, los aurinegros apretaron el acelerador y llegaron a meter cierto miedo a los locales, pero sin embargo, a los de Pedro Martínez no les tembló el pulso y remataron el partido para obtener la victoria y seguir ocupando la segunda plaza de la Liga Endesa.

Los laguneros, sin Allen lesionado, con Davin White como figura decorativa en el banquillo por decisión técnica de Fotis Katsikaris que hoy tampoco puso sobre el parqué a Tobias Borg, siguen complicándose la vida para entrar en los ocho puestos que dan opción a la disputa del playoff por el título.

Gran nivel de anotación por parte de ambos equipos en el comienzo del partido, tanto desde más allá de la línea de tres puntos como en la pintura, aunque, tras el 0-2 inicial a favor del Canarias, fue Baskonia quien se instaló por delante en el luminoso hasta el final de los cuarenta minutos. Los vascos, que ya ganaban en el minuto 5 (16-10), tomaron las primeras ventajas en el electrónico.

Aplicados en defensa y liderados en ataque por Marcelinho Huertas, los locales pusieron precio a su canasta y sumaron, prácticamente, en cada acción para irse por encima de la barrera psicológica de los diez puntos, 23-11, y marcar el ritmo del partido desde los primeros minutos de juego.

Pedro Martínez, sabedor del playoff que se le viene encima, rotó su quinteto en el primer periodo, mientras que el griego Fotis Katsikaris buscó el mejor equipo posible para hacer frente a un confiado Baskonia que acabó los primeros diez minutos de juego con ocho puntos a favor (25-17).

El juego aurinegro se sostenía, fundamentalmente, en la aportación de dos de sus referentes en el presente curso baloncestístico: Mateusz Ponitka y Mike Tobey, aunque Josh Akognon, que hoy se enfrentó a su ex equipo, estuvo en sintonía con sus compañeros para limar la diferencia en un segundo cuarto que comenzó, de nuevo, con mucho acierto para las dos squadras, aunque fue el quinteto lagunero el que subió un punto su nivel defensivo, una de las grandes lagunas del juego aurinegro, y movió el balón con criterio para cerrar la distancia hasta el 33-29 (minuto 14).

Martínez, el bueno, puso sobre el parqué al georgiano Tornike Shengelia y Baskonia agradeció la incorporación haciendo un parcial de 17-6, estableciendo la máxima la máxima diferencia hasta el momento con un claro 50-34, resultado con el que se llegó al descanso. Estos dieciséis puntos de renta pusieron tierra de por medio en una primera mitad dominada por el cuadro azulgrana, intenso, sin relajación, que presionó al Canarias en toda la pista antes de irse hasta el túnel de vestuarios.

El Canarias intentó cambiar el ritmo del partido en el inicio del tercer periodo, pero la artillería exterior de los vascos, encarnada en Timma y Janning, se encargó de echar por tierra el trabajo de los tinerfeños, recuperando de nuevo la máxima diferencia para los locales en el marcador.

Lejos de bajar los brazos, los aurinegros plantaron batalla y frenaron la producción ofensiva de Baskonia pero no estuvieron finos en ataque por lo que los vascos mantuvieron la renta por encima de los diez puntos con comodidad (74-60), al finalizar el tercer periodo con una canasta del francés Beaubois sobre la bocina.

En el último periodo, Baskonia se encargó de enterrar las ilusiones de remontada tinerfeña al ampliar la distancia hasta los 19 puntos, a pesar de la aportación del estadounidense canarista Tim Abromaitis, desde el lanzamiento exterior.

El conjunto canario buscó lo imposible y apretó el acelerador justo cuando Baskonia levantó el pie del suyo. Los aurinegros lograron rebajar la diferencia hasta el 93-87 a falta de 34 segundos para el final del encuentro, pero sin el convencimiento de que tenían la oportunidad de llevarse un partido que nunca pareció haber corrido peligro para los intereses baskonistas.

El parcial final de 7-19 que rubricó el cuadro de La Laguna no sirvió para culminar una remontada con la que soñó el bloque de Katsikaris que terminó por sumar su tercera derrota consecutiva, esta vez ante el potente Baskonia (100-94).

La próxima semana visita La Laguna el equipo revelación de la temporada, Fuenlabrada de los exaurinegros Sekulic y O`Leary, un encuentro que no se le puede escapar a los de Aguere si quieren mantener sus opciones de poder seguir luchando por disputar los siempre emocionantes playoff.

Ficha técnica

100 - Baskonia (25+25+24+26): Huertas (10), Janning (12), Timma (20), Voigtmann (7) y Poirier (13) -cinco inicial-, Vildoza (5), Garino (5), Beaubois (14), Diop (-) y Shengelia (14).

94 - Canarias (17+18+25+33): San Miguel (11), Vasileiadis (2), Ponitka (20), Abromaitis (14) y Tobey (17) -cinco inicial-, Bassas (3), Vázquez (2), Akognon (15), Beirán (7) y Niang (-).

Árbitros: Carlos Peruga, Jorge Martínez Fernández y Andrés Fernández. Eliminaron por cinco faltas personales al jugador del Canarias Abromaitis (minuto 37), y señalaron falta técnica al entrenador visitante Katsikaris (minuto 26).

Incidencias: Partido correspondiente a vigésima octava jornada de la Liga Endesa disputado en el pabellón Fernando Buesa Arena de Vitoria ante 8.912 espectadores. La recaudación de la taquilla se destinó a la ONG Save the Children.

Consulte aquí las ESTADÍSTICAS del partido.