21260382484_793274b759_o

Fotos: SuperBasket Canarias / @jacfotografo

Redacción (sbc) La Laguna (Tenerife)

El Club Baloncesto Canarias sn apenas ocho días. El rival, incómodo, en esta ocasión es el Sevilla, un conjunto que ha ido de menos a más y que presenta el mismo balance que los aurinegros: cuatro victorias y siete derrotas.

El entrenador aurinegro, Txus Vidorreta, no podrá contar, una vez más,  con el alero Saúl Blanco, con molestias en la rodilla; mientras que los sevillanos aguardan a los laguneros con la consabida ausencia del base Nikola Radicevic, lesionado de larga duración por sus problemas en la cadera; y pendientes de Scott Bamforth, con problemas en el abductor. El conjunto lagunero apela a la intensidad y a la fe en sus posibilidades para sumar una victoria que aumente su crédito y le permite abrir hueco con respecto a los últimos puestos de la clasificación.

21261774743_5817540cf1_o

Una combinación de veteranía y juventud

El equipo aurinegro se topará con un adversario que ya fue capaz de ganarle en el Santiago Martín, coincidiendo con la disputa de la primera edición de la Copa Isola (70-75),en la presentación entonces de los canaristas ante su afición, justo antes de iniciarse la temporada 2015-16. Pese a un mal inicio liguero (0/4), el grupo de Luis Casimiro ha ido sumando argumentos para ganar en confianza y solidez, saldando con triunfo cuatro de sus últimos siete partidos.

La calidad de Bostjan Nachbar, un jugador con muchos puntos en sus manos y galones para ejercer de referente; el buen momento de Ladontae Henton, que le va cogiendo la medida a la liga (31 de valoración y 35 puntos en las dos últimas jornadas); el oficio de Berni Rodríguez o Alfonso Sánchez; el poder interior de Uros Slokar o el talento y hambre de élite de Pierre Oriola, Ondrej Balvin o Nenad Miljenovic serán algunos de los argumentos que deberá contrarrestar este miércoles el conjunto tinerfeño.